Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esmeralda triunfa en Benidorm

La canción 'Fuego y miel' gana la 27ª edición del veterano festival

La Sirenita de Oro ya está en manos de Esmeralda, de Orihuela (Alicante), intérprete de Fuego y miel. Han sido necesarios tres días para dilucidar quién se hacía acreedor del máximo galardón del Festival de la Canción de Benidorm, organizado por el ayuntamiento de la ciudad y retransmitido en directo por Tele 5. El alcalde Eduardo Zaplana ha trabajado codo con codo con los organizadores para iniciar una nueva etapa del festival y romper con un pasado de españoladas y horterez.Jueves, 20.00. La plaza de toros de Benidorm se transforma en un camerino gigante por el que pulula una turbamulta nerviosa, recién peinada y maquillada. Se acerca el momento de la retransmisión, y arranca un desfile multicolor por el parque en dirección al decorado construido por Tele 5. Los jóvenes participantes aclaran su voz y se dan ánimos unos a otros mientras prosigue la escalada hacia el cadalso.

El anfiteatro se va llenando y los artistas se instalan junto al escenario, en un set con aires de terraza de verano. Detrás, entre cables y torres de sonido, un único servicio provoca largas colas que dan pie a conversaciones de puro compromiso: "¿Qué, la última antes de tocar?". A las 21.45 comienza la retransmisión. Entra el vídeo promocional de Benidorm y, a continuación, una sucesion de retratos -estilo fotomatón- de todos los participantes de la primera semifinal. En el set los jóvenes no pueden controlar la risa al verse. Esmeralda, con la canción De fuego y miel es la primera en probar las hieles de los problemas de sonido. Todos sienten el primer acople como un desgarro en sus propias voces. A medida que salen al escenario, cantan y regresan a su sitio, los solidarios compañeros les aplauden, les felicitan.

Enrique del Pozo, coordinador del festival, pasea por entre los participantes y tiene palabras de aliento para todos. Pero se acerca el momento de las votaciones. Juego Prohibido, Esmeralda, Alberto Lanco, Nova, Paco Arrojo (que se levanta antes de tiempo para celebrar su éxito) y Montserrat Vega son los elegidos. Gritos, aplausos, abrazos y, junto a la explosión de alegría, los primeros signos de desilusión en las miradas enrojecidas de los perdedores. El rostro del fracaso se difumina gracias a la amistad nacida entre los participantes durante estos intensos días.

Viernes, 21.30. La maquinaria de Tele 5 es imparable: mientras el espectador tiene en pantalla la publicidad, en Benidorm se respira la tensión: se encienden los focos, la peluquera y maquilladora retoca a los presentadores, los bailarines ensayan la coreografía, los técnicos de sonido realizan los ajustes, los operadores de stady-cam recogen los cables... El telespectador no lo ve, pero tras el escenario se agolpan azafatas, miembros de seguridad, tramoyistas que corren a uno y otro lado, regidores al borde de un ataque de nervios... Se forma una vorágine de cables, luces, curiosos y toda esta multitud desaparece de golpe cuando la cuenta atrás da paso a la conexión en directo. Es la magia de la televisión.

Sábado, 15.30. Restaurante El Corner. Todos los finalistas están presentes en la última comida del festival. Los nuevos finalistas son casualmente solistas: Mariu, Carlos Domenech, Salva Garrido, Lisardo, Miguel Ángel y Raquel. Todos se sienten más relajados y seguros ante la gran final. Comentan que, ante todo, guardarán de Benidorm el recuerdo de la amistad de sus compañeros. Lo único que lamentan son los malos modos de algunos miembros del equipo de Tele 5: les quitaron los chivatos del escenario y no podían tener referencia del sonido de sus actuaciones, les intentaron vestir según la estética de la cadena, pero todos reconocen la profesionalidad de los técnicos que hicieron posible la retransmisión en el día a día.

Al filo de la 1.30 de la madrugada de hoy se acabó el ritual. Los votos emitidos por los 180 jurados son definitivos, brutalmente definitivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de septiembre de 1994