'Frasier' frente a 'Roseanne'

Las cadenas de Estados Unidos comienzan la guerra de programas

El psiquiatra (Frasier) da el salto al martes noche, la reina blanca amenazada (Roseanne) se pasa al miércoles y obliga a los veinteañeros de California (Melrose Place) a esconderse en el lunes. Son algunos de los pesos pesados de la nueva temporada televisiva en Estados Unidos, y en estos días las estrategias de programación se desvelan como auténticas jugadas de ajedrez en la parrilla del prime time (horas de mayor audiencia).-¿Seguirá el público sus programas favoritos aunque cambien de día y hora de emisión? ¿Atraerán las nuevas series la atención de pequeños y mayores, blancos y negros, parados y masters del universo? ¿Cómo equilibrar lo nuevo y lo viejo sin perder publicidad?

A España sólo le llegará un puñado de las 30 nuevas series que escalonadamente comienzan a emitirse durante este mes en Estados Unidos. Se trata de una oferta, aunque renovada año tras año, de fórmulas de andar por casa para que el público norteamericano las utilice como espejo.

Una telecomedia sobre una empresa de venta por correo de productos relacionados con la naturaleza (Blue Skies) quizá no hubiera tenido sentido hace unos años. En los ochenta tampoco había sitio para una serie llamada Los chicos regresan, en la que dos padres asisten boquiabiertos a la reinserción en el hogar familiar de sus retoños en paro.

En lo que ya parece un duelo de kamikazes, la CBS emitirá los jueves, a las diez de la noche, una serie dramática desarrollada en un hospital de Chicago, y el mismo día, a la misma hora, la NBC competirá con una serie dramática desarrollada en un hospital de Chicago. Chicago Hope está producida por David E. Kelley, compañero de Michelle Pfeiffer y creador de éxitos como La Ley de Los Ángeles y Picket Fences, y E. R. es fruto de la imaginación de Michael Parque Jurásico Crichton.

Otro de los enigmas de la temporada es comprobar si Policías de Nueva York sobrevivirá a la sustitución del pelirrojo David Caruso por Jimmy Smits (91 hispano de La Ley de Los Angeles). Antes de averiguarlo, la coprotagonista de la serie de los polis se ha pasado a un nuevo espacio de ciencia-ficción con corte ecológico titulado Earth 2, que se emitirá previamente a la maltrecha SeaQuest DSV, de Spielberg, con objeto de sacarla del fondo de los índices de audiencia.

La promesa del año tiene un nombre: My so-called life, de los creadores de Treinta y tantos.Se trata de una serie de episodios de una hora acerca del modo en que Ángela (Claire Danes), una chica de 15 años, vive su adolescencia y el mundo que le rodea.Otro de los platos más esperados es un macrodocumental sobre el béisbol que se emitirá en el canal público PBS a lo largo de nueve días a partir del 18 de este mes.

Pero a nadie le escapa que en los próximos meses el verdadero rival en la parrilla de programación será el juicio del ex jugador de fútbol americano O. J. Simpson. El caso lo tiene todo: personajes famosos, celos y gore.

Caras viejas regresan también estas semanas a la pequeña pantalla en envoltorios a la medida. Bill Cosby protagonizará regularmente la serie, de misterio estrenada a principios de año en la NBC. Gene Wilder llevará el peso principal de la telecomedia Something wilder y Dudley Moore pondrá su cara de plástico blando al servicio de Daddy's Girls. En la línea de la infame Autopista hacia el cielo, y aprovechando la moda de los ángeles, la CBS estrena Touched by an angel, sobre dos querubines enviados a la Tierra para socorrer al prójimo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de septiembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50