El aumento de la inflación en el Reino Unido hace temer una nueva subida de tipos

Las estadísticas de agosto, desveladas ayer por el Instituto Central de Estadística del Reino Unido, han venido a darle la razón al ministro de Hacienda, Kenneth Clarke, en su precautoria decisión -anunciada el lunes por el Banco de Inglaterra- de subir medio punto los tipos de interés, hasta el 575%. De acuerdo con los últimos datos, la inflación del mes de agosto aumentó hasta el 2,4% mostrando una preocupante tendencia al alza (la cifra de julio fue del 2,3%) que ayer despertó temores en la City londinense de una nueva subida de los tipos de interés. A primera hora de la mañana la primera reacción en la Bolsa se saldó con una bajada de 25 puntos en el índice FTSE 100.Al mismo tiempo, el desempleo cayó en agosto en 34.000 personas, situándose en el 9'2% de la población activa. Una cifra de paro (2.595.900) que representa el nivel más bajo de los últimos dos años y medio. El ministro de Trabajo, Michael Portillo, reiteró ayer la justeza de la medida tomada por Clarke, al tiempo que se felicitó por el nuevo descenso en el desempleo, lo cual, a su juicio, demuestra la buena forma de la economía británica.

El optimismo gubernamental no encontró reflejo ayer entre los analistas económicos británicos que ven con preocupación la amenaza inflacionista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de septiembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50