Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide una comisión que investigue las oposiciones municipales

LARA OTERO El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid pedirá hoy oficialmente la creación de una comisión de investigación para aclarar las "presuntas irregularidades" encontradas en las oposiciones municipales de limpieza y diversos oficios. De las 673 personas que aprobaron la oposición, cuatro son familiares de concejales, dos tienen parentesco con miembros del tribunal y al menos 15 son paisanos del edil de Personal, Antonio Moreno.

Además de los hijos de Francisco Garrido (edil del PSOE) y de Franco González (de IU) y de la hermana de Félix López Rey (IU), también ha aprobado las oposiciones la hija del concejal de San Blas, Isaac Ramos, del PP. El alcalde, José María Álvarez del Manzano, se ufanó en días pasados de que entre los políticos con parientes aprobados no hubiese ninguno de su partido.

Los concejales socialistas consideran que con esas presuntas irregularidades se ha sembrado la sospecha sobre la institución municipal, "y, lo que es más grave: sobre los grupos políticos de la oposición, lo cual es absolutamente inadmisible".

El portavoz del PSOE, Juan Barranco, afirmó ayer que su petición de una comisión investigadora se puede extender a toda la Concejalía de Personal y Régimen Interior, que ya ha recibido en otras ocasiones la artillería del grupo socialista. Barranco hace recaer la responsabilidad del desarrollo de las oposiciones en la concejalía, pero, pese a que mostró su apoyo al edil Francisco Garrido, pidió que se depuren al máximo las responsabilidades. El sindicato CC OO exigió ayer al alcalde el cese del concejal de Personal, Antonio Moreno. Comisiones asegura que el hecho de que el secretario del tribunal calificador de las oposiciones de Limpieza, Javier Corella (hijo del secretario general del Ayuntamiento, Mario Corella), no hubiese firmado las actas de aprobados hasta el lunes pasado demuestra que hubo "gato encerrado" en el proceso. El sindicato recurrió judicialmente las oposiciones de Limpieza, en las que el fiscal ha encontrado indicios de inconstitucionalidad.

PASA A LA PÁGINA 3

"Las irregularidades las cometen quienes las han denunciado", dice Isaac Ramos

VIENE DE LA PÁGINA 1El edil de San Blas, Isaac Ramos, explicó ayer que su hija se presentó a las oposiciones sin que él lo supiese, y espetó que las presuntas irregularidades "las cometen quienes las han denunciado". "No me dijo nada porque sabía que no la iba a dejar presentarse", afirmó Ramos. "Mi hija fue directora de un centro cultural del Ayuntamiento durante año y medio, pero cuando yo salí elegido concejal le pedí que dimitiese", dijo.

Ramos arguye que se enteró de que su hija había aprobado la oposición para servicios internos un mes después de que salieran las listas. "Me lo dijo mi mujer y yo mismo fui a comprobarlo a la plaza de la Villa porque no me lo creía", añadió. La hija de Ramos siguió unos cursos remunerados en el Centro Municipal de Informática en 1993, pero, según el edil de San Blas, también la obligó a abandonar cuando se enteró de ese hecho. "No estuvo más de 15 o 20 días", justifica.

El sindicato CC OO exigió ayer al alcalde el cese del concejal de Personal, Antonio Moreno, no sólo por las irregularidades que han detectado, sino porque "demuestra todos los días que no da la talla". Moreno anunció que hoy se reunirá el tribunal que corrigió las oposiciones, integrado por funcionarios (algunos de ellos eventuales), representantes de los grupos políticos y uno de los sindicatos, para estudiar las denuncias de irregularidades.

Los que entraron a dedo

El concejal de Personal asume su responsabilidad "como miembro del tribunal" y dice que si el alcalde le destituye le "liberará de esta cruz". Álvarez del Manzano manifestó ayer que los sindicatos en algunas ocasiones no entienden la independencia de los tribunales de las oposiciones. "Los que ahora no han aprobado, en su día entraron en el Ayuntamiento a dedo y tendrán que intentar otras oposiciones a ver si tienen más suerte", añadió.

Pero, por contra, algunos de los que entraron "a dedo" en su día sí han aprobado. Siete paisanos de Moreno que entraron en el Ayuntamiento, como interinos de febrero a junio de 1992, según denunció en su día el grupo municipal socialista, han aprobado ahora los exámenes que les dan derecho a un puesto de trabajo de por vida y unas 125.000 pesetas al mes de media. Dos de ellos trabajarán en el área de Limpieza y los otros cinco desempeñarán labores de Servicios Internos.

Algunos compañeros de Moreno en el equipo de gobierno del PP comentaban ayer que las presuntas irregularidades encontradas ahora en las oposiciones son la consecuencia lógica de un error anterior: haber contratado como interinos a sus paisanos.

La reacción de los políticos ha sido unánime: todos los grupos defienden el derecho de los familiares de los concejales a presentarse a las oposiciones. "Cómo vamos a impedir que nuestros hijos intenten conseguir una plaza en el Ayuntamiento", exclamaban ayer los ediles de la oposición en los pasillos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 1994

Más información