Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El niño perdido llegó por fin a Benidorm

José Luis, de seis años, ya está en Benidorm. Este niño, al que la Policía Municipal recogió el pasado 22 de julio en el barrio de San Cristóbal de los Ángeles, ha cumplido su objetivo: a los agentes sólo les decía que quería irse a la localidad alicantina. La abuela del pequeño, Rosario Escudero, aclaró ayer a EL PAÍS el desenlace de la aventura del chiquillo, cosa que no consiguió el jueves la policía."Mi nieto ya está en Benidorm desde el lunes. Quería irse porque su madre está trabajando allí este verano", señaló la abuela. Esta mujer mostraba su sorpresa porque la policía no hubiera podido aclarar el destino del pequeño (ver EL PAÍS de ayer).

Rosario salió con el niño de casa el 22 de julio. "Entré en la carnicería y él se quedó fuera jugando a la pelota. Cuando salí no estaba y me puse a buscarlo. También avisé a los vecinos", relata. Mientras, el pequeño había caminado hacia la estación de ferrocarril del barrio, donde le encontró la Policía Municipal. Los agentes no lograron, sacarle más que su deseo de viajar y acabaron por llevarle a la comisaría.

"Al cabo de unas tres horas, como no aparecía, fui a denunciar la desaparición en la comisaría. Y allí estaba el niño", añade. "No entiendo por qué dicen que no saben nada los policías. Yo firmé varios papeles", asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994