Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

27 muertos al hundirse un asilo de ancianos a las afueras de Milán

Veintisiete muertos y siete heridos fue el saldo final del derrumbamiento de una residencia de ancianos ocurrido ayer en las afueras de Milán, como consecuencia de una explosión. Sólo ocho personas salieron ilesas del siniestro. El derrumbamiento se produjo sobre las 8.30 horas, mientras los ancianos se encontraban en el comedor para, desayunar. Una de las víctimas mortales era la cocinera del centro.La Casa de Reposo para ancianos de Motta Visconti era un edificio de una sola planta construído con cemento armado hace 11 años, y reformado en 1985. En la actualidad, se estaban realizando obras de mantenimiento que requirieron la excavación en zonas próximas a las conducciones de gas y agua. Anoche parecía probable que la explosión que derribó el inmueble fuera consecuencia de una fuga de gas causada inadvertidamente por los obreros.

La explosión hizo que el edificio se derrumbara por completo, y quedara reducido a un enorme montón de escombros y arena acumulado en los 932 metros cuadrados limitados por lo que fue su perímetro. Los trabajos de rescate duraron más de seis horas, y cinco de las víctimas fueron dada por muertas incluso antes de ser encontradas.

El responsable de asuntos sociales en la Región de Lombardía afirmó que los trabajos de socorro se habían desarrollado con gran puntualidad, debido, entre otras cosas, a que en el centro siniestrado se habían realizado ejercicios de protección civil hace pocos meses. Las autoridades regionales se han comprometido a reconstruir el centro y a indemnizar a los familiares de los ancianos fallecidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 1994