Joaquín Leguina reconoce "cierta confusión" en el cierre comercial de los domingos

El presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, reconoció ayer que el primer cierre dominical de los comercios en la región ha provocado "cierta confusión"."Ahora, se trata de arreglar los destrozos que este cambio haya podido producir en los pequeños comercios de la sierra", añadió. El presidente autonómico hizo estas declaraciones después de pronunciar una conferencia sobre el escritor francés Louis Ferdinand Céline en los cursos de verano de El Escorial.

Flexibflidad

Leguina, que anunció cierta flexibilidad en el nuevo calendario, recordó que los Ayuntamientos deben solicitar ahora ser declarados área de excepción turística, si desean que sus comercios abran los domingos. Y rompió una lanza para tranquilizar a los pequeños comerciantes: "Nadie va a caer sobre ellos con multas millonarias. Este asunto no va contra ellos ni va a perjudicarlos, sino todo lo contrario. Quiere beneficiarlos".El presidente insistió en la necesidad de "despejar las incógnitas" en las promociones inmobiliarias de Madrid y reconoció que faltan empujones desde las administraciones públicas o desde "intereses legítimos privados, como son las cooperativas e incluso las constructoras", para resolver este problema.

Sobre la implicación de Nicolás Redondo, ex secretario general del sindicato UGT, en el escándalo de la cooperativa PSV, Leguina dijo que la responsabilidad del ex dirigente ugetista es "sindical, política o moral, pero nunca puede abrirse un procedimiento judicial contra él".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 11 de julio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50