Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión de Aznar aceleró la destitución del general Monzón

El presidente del PP, José María Aznar, presionó al alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, para que destituyera de inmediato al jefe de la Policía Municipal, el general Manuel Fernández Monzón, hecho que se produjo ayer. El alcalde pensaba tomar esa decisión dentro de algún tiempo. Fernández-Monzón, general de ideas ultraconservadoras, vio su continuidad en entredicho tras conocerse las cartas que enviaba periódicamente a siete personalidades. Una de ellas, según admitió el propio Monzón, le pagaba 35.000 pesetas para "cubrir gastos de envio por mensajeros y fotocopias" de los textos. En estas cartas, el militar ridiculizaba a concejales del PP de Madrid y a diversos políticos. El presidente madrileño, Joaquín Leguina, criticó ayer la publicación de esa correspondencia: "A partir de ahora, las personas que ocupan cargos públicos no tienen secretos. No hay cosa más terrible que hurtar una carta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994