Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corpa y Nuevo Baztán declaran la guerra de los mojones

Tanto en Corpa (360 habitantes) como en Nuevo Baztán (1.130 habitantes) están completamente seguros: "La Fuente del Rey es nuestra". Ambos municipios reclaman un manantial del que fluyen unas aguas que surtieron a los Ejércitos españoles en Flandes. Los de Corpa consideran que sus vecinos movieron los mojones que delimitan los términos municipales para quedarse con el histórico chorro. La Comunidad de Madrid, a causa de la disputa, está haciendo de mediadora entre las dos localidades."Al hacer la concentración parcelaria descubrimos que los de Nuevo Baztán habían movido unos cuatro metros los mojones que delimitan los términos. De esa manera se quedaron con una fuente que es parte de la historia de nuestro pueblo. Hemos recurrido a la Consejería de Política Territorial para que nos devuelvan la fuente", asegura el alcalde de Corpa, Florencio Plaza, del PSOE. La alcaldesa de Nuevo Baztán, Estrella Ortí, independiente, replica: "No existe ninguna polémica, porque la fuente siempre ha estado en nuestro término municipal". Ortí mantiene que los mojones fueron colocados hace varios siglos y que nunca han sido movidos. Actualmente, el Instituto Geográfico Nacional está levantando actas de los- deslindes entre ambos pueblos.

En los archivos de la Dirección General de Arquitectura de la Comunidad- de Madrid la fuente está registrada dentro de los límites de Nuevo Baztán.

Alcalá 1697

En las piedras de la fuente no se encuentran demasiadas pistas sobre quiénes son sus propietarios: sus inscripciones son confusas. En un monolito emplazado junto al manantial se lee: "Fuente del Rey, cuyas salutíferas aguas se bebieron en las mesas de los reyes e incluso se enviaron a Flandes. Alcalá l697".Arturo Verdes vecino y ex alcalde de Corpa, recuerda: "En la parte posterior del monolito había una inscripción en la que se leía que la fuente pertenecía a Corpa. Hace algunos años, los de Nuevo Baztán la borraron con un cincel para quedarse con ella". Verdes asegura que en las Novelas ejemplares, de Cervantes, ya se habla de la Puente de Corpa. "Por lo tanto, nadie tiene derecho a quitárnosla".

La fuente es utilizada por rebaños de ganado de ambos pueblos y por los excursionistas. La. pradera donde se sitúa está llena de papales, botellas vacías y desperdicios. "Como los dos municipios reclamamos la fuente, ninguno se hace cargo de su limpieza", recuerda el regidor de Corpa.

Pedro Morales, pastor jubilado y vecino de Nuevo Baztán, añade: "No sé por qué tantas disputas. Los ganados de ambos pueblos siempre han bebido en ella sin preguntarse a quién pertenecía. El agua es de todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994