Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chayes intenta acercarse a IU para bloquear un pacto de Rejón con la derecha

Los socialistas andaluces están dispuestos a ceder en sus posiciones y bloquear el pacto entre Izquierda Unida y el PP para repartirse los principales cargos de la Mesa del Parlamento de Andalucía. El secretario regional del PSOE, Manuel Chaves, rectificó ayer y se mostró a favor de elegir a un representante de IU como presidente de la Cámara a cambio de acuerdos institucionales con la coalición. Hasta ahora, el PSOE había condicionado esta cesión a un apoyo estable para garantizar la gobernabilidad. Izquierda Unida decidió ayer "aceptar" la presidencia de la Cámara y que Chaves forme Gobierno "al ser el partido más votado".

El PSOE ha dado el primer paso para un acercamiento con la formación que en Andalucía preside Luis Carlos Rejón y ha deslindado lo que son acuerdos institucionales de un posible pacto de legislatura.Los socialistas hablan ya de "primera fase" de negociación y no meten en el mismo saco las conversaciones para la elección de la Mesa o la renovación de los órganos institucionales con lo que es un acuerdo de mínimos para poder gobernar sin sobresaltos diarios.

El giro del PSOE -que negociaba con los mismos modos como cuando tenía la mayoría absoluta- se produce en un momento oportuno para Izquierda Unida y a tan sólo dos días del próximo encuentro oficial entre dirigentes de las cuatro formaciones con representación parlamentaria (PSOE, 45 diputados; PP, 41; IU-Los Verdes, 20 y Poder Andaluz, 3).

El pacto verbal de IU con la derecha andaluza para repartirse la presidencia y la vicepresidencia primera de la Cámara ha levantado ampollas en la coalición y ha situado en una difícil tesitura a Luis Carlos Rejón, que tiene que bregar con dirigentes opuestos tanto a un pacto con los populares como con el PSOE. Por contra, en el PP no hay pruritos ideológicos, e incluso algunos dirigentes, como Rodrigo Rato, califican el acuerdo de "paso sabio".

La oferta que aprobó ayer la ejecutiva regional socialista se ciñe a la Presidencia del Parlamento. El PSOE estaría dispuesto a "renunciar" al cargo siempre que entren en la negociación otros puntos, tales como la renovación del consejo de administración de la televisión andaluza con una orientacón de izquierdas o la reforma del Reglamento de la Cámara.

El tabú de la abstención

Si se consiguen avances en los aspectos institucionales, el PSOE pasará a una segunda fase de la negociación, en la que entraría uno de los principales tabúes para la federación izquierdista l abstención en segunda votación para facilitar la elección de Chaves como presidente de la Junta de Andalucía. En los encuentros secretos que ha tenido con IU, el PSOE no ha formulado nunca esta petición.En este contexto, la comisión ejecutiva de IU-Los Verdes acordó ayer, con sólo dos abstenciones, "aceptar" la presidencia de la Cámara andaluza "porque cualquier otra fórmula sería menos positiva para el electorado" y decidió que el "Gobierno de Andalucía le corresponde al PSOE al ser el partido más votado", informa Europa Press. También acordó un reparto de los miembros de la Mesa del Parlamento proporcional a los resultados del 124. Así, el PSOE tendría dos representantes; el PP, dos, e IU, el quinto restante.

Aunque los socialistas insisten en ofrecer un Gobierno de coalición, pacto de legislatura y un acuerdo estable, hablan ya de "un acuerdo de mínimos" con Izquierda Unida, el cual se establecería a partir de las propuestas e iniciativas que ambos grupos se han intercambiado en la última semana.

Pese al cambio de actitud de los socialistas, éstos han dejado muy claro que si el pacto entre PP e IU se consuma, denunciarán la "esquizofrenia" de la coalición al pretender acuerdos institucionales con la derecha y pactos programáticos ocasionales con ellos y ridiculizarán la máxima de Julio Anguita: "¿Quieren programa, programa y programa, o poltrona, poltrona y poltrona?".

El secretario regional de Política Institucional, José Caballos, facilitó un avance de los términos que emplearán si cuaja el consenso PP-IU: "Estaríamos ante una mayoría de revancha", dijo. En otro momento, pidió a Rejón "que se le pase la borrachera del 12 de junio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994

Más información

  • Izquierda Unida acepta presidir la Cámara