Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Salenko, lo que es de Salenko

El ucranio bate el récord de goles en un partido, que por error tenía Schiaffino

El ucranio Oleg Salenko se ha cargado de un mazo una mentira futbolística que ha durado 44 años. Sus cinco goles frente a Camerún han permitido descubrir que el uruguayo Juan Alberto Schiaffino jamás metió cinco goles a Bolivia en el Mundial brasileño de 1950, cuando Uruguay ganó 8-0. Salenko, de 24 años, ha entrado en la página de récords al tiempo que ha borrado a Schiaffino. En realidad se ha autoexcluído el propio jugador uruguayo, que ayer declaró a Canal +: "Yo sólo larqué dos goles". "Lo que me llama la atención es que la FIFA no haya acertado con el resultado justo, pues me pusieron cuatro goles, que no es cierto, y también cinco, lo que todavía es peor. La FIFA se equivoca, yo digo la verdad".Pese a todo, Schiaffino, un fantástico director de juego, jamás podrá ser borrado de una las páginas más brillantes del fútbol mundial. Fue autor de uno de los goles más importantes de la historia, el primero de Uruguay en la mítica final de 1950, cuando los charrúas se impusieron en el mismísimo Maracaná a Brasil.

Salenko, que ha sido traspasado del Logroñés al Valencia, afirmó al término del partido que jamás había logrado cinco goles. Su máxima explosión se produjo en un amistoso de preparación para el Mundial en el que anotó cuatro. "Es de esas cosas que te ocurren una vez en la vida, pero no siento nada especial", indicó Salenko tras culminar su proeza. Atribuyó su éxito al "relajamiento con el que Rusia afrontó el partido. "Nos habíamos preparado menos de lo habitual. Hay algo en el carácter ruso que nos permite jugar bien si estamos relajados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 1994