Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me faltan 1.000 millones", dice un abogado de los querellantes de PSV

El abogado querellante Pedro Poveda lo explicó ayer así: "Los cooperativistas de El Espinillo han entregado 2.500 millones de pesetas. IGS, según sus propias cuentas, se ha gastado 1.500: me faltan 1.000 millones". Al justificar esa cifra como gastos de gestión, el ex gerente de PSV Carlos Sotos incurrió en una contradicción, según Poveda, porque "los gastos de gestión van incluidos en los otros 1.500 millones". Marino Turiel, abogado de Sotos, insistió ayer en que su cliente está explicando todo "promoción por promoción", y calificó de "cuenta de la vieja" las versiones de los letrados de los cooperativistas, que, según él, están sacadas de contexto.Cuando las cifras no cuadran, Sotos lo echa todo "al pozo sin fondo de los gastos de gestión", según Poveda. El letrado reafirmó que muchas aportaciones de los cooperativistas no llegaron a ingresarse en las cuentas designadas para ello, lo que podría constituir un delito. Fuentes de la defensa anunciaron que han solicitado un dictamen pericial de la documentación aportada por Sotos. "Si se demuestra que no hubo apropiación indebida", razonó Turiel, "las diligencias no tendrían por qué seguir". Poveda repuso: "No vamos a admitir un plazo de tres meses para un dictamen pericial". Sotos seguirá declarando hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 1994