Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kravchuk reconoce que hay que entenderse con Rusia

El presidente ucranio, Leonid Kraychuk, que recordó que su país no puede permitirse el lujo de no mantener buenas relaciones con Rusia, y el ex jefe del Gobierno Leonid Kuchma se perfilan como los candidatos mejor situados, con gran distancia respecto a los otros cinco aspirantes a la presidencia de Ucrania, a juzgar por los datos provisionales que comenzaban a conocerse al filo de la medianoche de ayer en zonas del este y el occidente del país. Los comicios se desarrollaron sin incidentes y con una elevada participación, el 68% del electorado de 38 millones de personas.

Tanto aquellos comicios como éstos son el resultado del compromiso político con los mineros huelguistas de la cuenca carbonífera del Donbás para evitar una generalización de la protesta social en 1993.En las provincias occidentales del país, cuna de la conciencia nacional, y en las zonas centrales, los porcentajes parecían inicialmente más elevados que en las provincias orientales, más densamente pobladas y con un mayor peso del factor ruso. La cifra más elevada de asistencia, un 83%, se registró en Ternopol, en el occidente. En Kiev, la capital, un 51,60% del electorado acudió a las urnas, y en Crimea lo hizo un 64%. En Sebastopol, donde se celebraba un sondeo electoral sobre el estatuto de la ciudad como base principal de la Flota del Mar Negro, la participación fue de un 63,70%.

Kravchuk lideraba en algunos colegios de Lvov, en la parte occidental, seguido por Kuchma, y, con gran diferencia, por el economista Vladimir Lanoboi y el socialista Alexandr Moroz, según datos de tres barrios de aquella ciudad occidental facilitados telefónicamente en la sede local del movimiento nacionalista Ruj. En un colegio, la diferencia entre Kravchuk y Kuchma era de 1.485 votos a 103, en otro era de 1438 a 172, y en un tercero de 452 a 125 votos.

En Dniepropetrovsk, el bastión de Kuchma en la parte oriental de Ucrania, el signo de los votos se invertía y, según un portavoz del ex primer ministro, un recuento de seis colegios revelaba un total de 4.004 votos para Kuchma y 1.255 para Kravchuk. En un colegio del barrio de Dniepropetrovsk, donde está situada la fábrica de misiles Iuzhmash, de la que Kuchma fue director, votaron 1587 personas, aproximadamente un 67% de los electores, y de ellos 785 (aproximadamente la mitad) dieron su voto a Kuchma, mientras 244 lo entregaban a Kravchuk, quedando Lanoboi en tercer lugar, según manifestaron las fuentes. En un colegio del centro Kiev, en el barrio residencial de la élite política donde está el domicilio de Kravchuk, éste iba en cabeza.

Si ninguno de los candidatos supera el listón del 50%, de los votos emitidos, los dos finalistas mejor situados pasarán a la segunda vuelta el 10 de julio. El mandato presidencial está previsto para cuatro años.

A pie de urna, Kravchuk evidenció algunas de las diferencias con Kuchma. El líder, que fue apodado en su día El zorro plateado por su habilidad para reconciliar conceptos conflictivos entre sí, reconoció que, sea quien sea el futuro presidente de Ucrania, deberá tener buenas relaciones con Rusia, "porque no puede haber otras". Kravchuk se desmarcó de cualquier proyecto para crear una unión eslava que aglutine a Bielorrusia, Rusia y Rusia, alegando que podría ser desestabilizadora, ya que sólo tendría en cuenta a los eslavos orientales y excluiría a los 30 millones de eslavos que viven fuera de esos tres Estados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de junio de 1994

Más información

  • El presidente y el ex jefe del Gobierno Kuchma van en cabeza en las elecciones de Ucrania