Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amenaza de quórum

El aviso del presidente del Parlamento surtió efecto. Pedro Díez había recordado la noche anterior, al final del pleno ordinario del jueves, que no empezaría la sesión monográfica convocada ayer sobre las obras de la Comunidad en la región si en la Cámara no había quórum; es decir, si no estaban en sus escaños la mitad más uno de los diputados regionales (51). Tres semanas antes, un debate similar de Medio Ambiente se empezó con sólo una decena de parlamentarios presentes, de los 101 electos. El toque de atención funcionó y el pleno sólo se tuvo que retrasar 15 minutos hasta que se completó el quórum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de junio de 1994