Correos garantiza a sus jubilados que seguirán en la residencia que ha vendido por 611 millones

La vida de los 99 jubilados de Correos que viven en la residencia Virgen del Pilar, en Boadilla del Monte, ha vuelto a su normalidad. La junta general de la Mutualidad de Correos y Telecomunicaciones, propietaria hasta ahora del centro, y la empresa hotelera MEC han cerrado una operación de compraventa por 611 millones, en la que se incluye el compromiso de mantener a los jubilados hasta su fallecimiento sin incremento en los precios.

Los abuelos, entre los 69 y 97 años, que temían quedarse en la calle, han vuelto a hacer su vida habitual. En los últimos meses habían cambiado las partidas de cartas por asambleas. "Todo ha quedado en un susto", suspiraban ayer aliviados.

Para vigilar el cumplimiento de la promesa, los ancianos crearon un consejo de residentes "para seguir en pie hasta el 2028", comentó el portavoz, Luis López Navarro, el más joven de los jubilados.

La consejera de Integración Social, Elena Vázquez, explicó ayer en la Asamblea que su departamento tramitó el año pasado 92 expedientes sancionadores a residencias de ancianos por más de 70 millones de pesetas.

En 1993, el trabajo de los inspectores de la consejería ocasionó, según Vázquez, que 90 pisos utilizados ilegalmente como pequeñas residencias de ancianos cerraran definitivamente sus puertas. Este año se ha cerradola residencia La Jerezana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de junio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50