Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES

Pujol afirma que no permitirá que el peso de Cataluña se diluya en España

El presidente de Convergència Democrática (CDC), Jordi Pujol, aseguró ayer en Gerona que a los nacionalistas catalanes el Estatuto de Autonomía no les deja satisfechos y reiteró que no aceptará que el peso de Cataluña quede diluido en el conjunto de España. Pujol aprovechó su visita a las comarcas gerundenses -uno de sus feudos- para elevar el tono autonomista de su discurso, movilizar a su electorado y rechazar categóricamente que desde otras opciones más radicales, como Esquerra Republicana (ERC), se pueda hacer mas en favor de Cataluña."El estatuto no nos deja satisfechos. Es una herramienta importante de la que podemos sacar provecho si se aplica sin recortes", indicó. Hizo, eso sí, una defensa del estatuto con la suficiente sutileza como para calificarlo de herramienta válida pero insuficiente. Pujol sabe que en las comarcas gerundenses no puede sacar pecho por su apoyo al Gobierno socialista. Por ello pasó de puntillas sobre ese tema. Insistió en que los traspasos que acordó la comisión mixta el pasado lunes "son modestos", pero suponen un paso adelante. Y añadió que ahora es el momento de afrontar el modelo policial -"que va por buen camino, aunque hemos de acelerar", dijo- y la financiación de la sanidad. "Nuestra fuerza es decisiva y hemos de obtener resultados importantes", indicó.

Normandía

El presidente de la Generalitat analizó el otro lado de la moneda. Es decir, qué sucedería si el nacionalismo catalán y sus reivindicaciones fueran rechazadas y, dijo, si "fuéramos condenados a una situación en que Cataluña pudiera quedar diluida". A ese interrogante se contestó él mismo señalando que la Constitución no admite esa posibilidad y, en cambio, "reconoce la personalidad nacional de Cataluña". En ese Momento de su discurso Pujol fue a lo práctico y manifestó que su apoyo al Gobierno tiene "un sentido de solidaridad e interés". "Nos conviene que España vaya bien", agregó.

En la jornada de ayer las críticas de Pujol hacia el PSOE y el PP quedaron en un segundo plano. Sí tuvo un recuerdo irónico hacia González cuando habló de la cumbre hispano-alemana del lunes en Schwerin, presidida por el canciller alemán, el democristiano Helmut Kohl, y Felipe González. Pujol ridiculizó el encuentro entre españoles y alemanes. Explicó que Kohl le dijo a González: "No tengo nada que hacer. Todo el mundo está de fiesta. Están en Normandía". "Kohl", añadió Pujol, "no podía llamar a nadie porque Major y Mitterrand estaban en Normandía. El único que no estaba allí era González. 'Sabes qué', le dijo Kohl a González,'ven y nos haremos compañía'. Por eso se reunieron", remachó.

Por la mañana, Pujol reiteró que el apoyo de CiU al PSOE no depende del resultado de las elecciones, salvo que se produjera "un vuelco espectacular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 1994