Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Hemos vivido y tendremos que vivir juntos"

Kresimir Zubak es presidente de la flamante Federación Croato Musulmana de Bosnia-Herzegovina desde el pasado 1 de junio. De una enorme discreción y con un talante negociador, este abogado de 46 años y padre de dos hijos, ha cambiado las armas, que le hirieron gravemente, por la palabra para poner fin a esta guerra que devasta la antigua república yugoslava desde hace más de dos años. Respecto al futuro de Bosnia, Zubak dice que serbios, croatas y musulmanes deben convivir. "Hemos vivido y tendremos que vivir juntos".Aunque no es la primera vez que viene a Ginebra -ha formado parte en numerosas ocasiones de la delegación croata-, la nueva ronda de negociaciones respaldada por la ONU constituye un bautismo de fuego para este "amateur de la política", como se define a sí mismo, ya que en esta ocasión comparte cartel en la misma delegación con el vicepresidente de Bosnia, Ejup Ganic, quien, al menos públicamente, lleva la voz cantante.

Pregunta. La creación de la federación croato-musulmana, ¿significa que las diferencias entre estos dos pueblos, enemigos hasta hace unas semanas, han desaparecido?

Respuesta. La creación de la federación bosnia es un paso importantísimo para crear confianza entre musulmanes y croatas. Con ella se ha conseguido un acuerdo político que satisface los intereses de ambos pueblos y creemos que también es un buen marco en el que tiene cabida y puede satisfacer los intereses de un tercer pueblo.

P. Pero después de dos años de guerra y de limpieza étnica, ¿es posible pensar todavía que los serbios van a querer integrarse en esta federación?

R. La guerra tendrá que concluir algún día y tendrá que concluir con un acuerdo político. En la historia de nuestra nación ha habido varias guerras y todas se han superado. También ésta se va a superar.

P. ¿Los jefes militares croatas y musulmanas también aceptan sin reticencias este acuerdo?

R. El acuerdo alcanzado es un paquete de medidas. Cuando concluimos el acuerdo político, firmamos un acuerdo militar que ya se aplica y es el que está dando mejores resultados en el terreno. Inmediatamente después de la firma del acuerdo militar, las hostilidades entre croatas y musulmanes cesaron, lo que quiere decir que ambos pueblos han alcanzado una solución política, que es la vía para terminar esta guerra. Hemos vivido y tendremos que vivir juntos. Esperemos que los serbios también lleguen a la misma conclusión.

P. ¿Cómo explica los numerosos cambios de los croatas que al inicio de la guerra estaban del lado de los musulmanes, después de los serbios y ahora otra vez de los musulmanes?

R. Creo que es una conclusión errónea. Los croatas siempre han tenido una opción política muy clara y esta opción era crear un Estado federal o una confederación. Siempre hemos sido partidarios de que Bosnia-Herzegovina fuera un país plural. Ahora hemos acordado con los bosnios el marco para este país, lo que quiere decir que nuestro objetivo político se está cumpliendo.

Demandas territoriales

P. ¿Cuáles son sus demandas territoriales para la nueva federación?R. Reclamamos el 58% del territorio de Bosnia-Herzegovina, basado en el censo existente en 1991, donde los bosnios y los croatas eran mayoría, lo que está en la línea de los principios expresados por la comunidad internacional, que rechaza la limpieza étnica y la agresión. La oferta que tenemos en la actualidad nos concede el 51% y el 49% restante para los serbios.

P. Pero la comunidad internacional apoya el plan 51%-49%, incluido EE UU, que inicialmente respaldó su petición del 58%.

R. Lo que significa que no respetan sus propios principios. Estamos dispuestos a llegar a un compromiso si Bosnia-Herzegovina es un Estado viable y si la comunidad internacional nos da las garantías de que tal acuerdo se aplicará.

P. ¿Está a favor de levantar el embargo de armas impuesto a los bosnios?

R. Reitero que con la guerra no se resuelve nada. Soy favorable a solucionar los problemas mediante acuerdos políticos. Si ello no fuera posible, sería justo que los croatas y bosnios tuvieramos el derecho de defendernos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de junio de 1994

Más información

  • KRESIMIR ZUBAK, PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN BOSNIA