Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer candidato catalán pide que renuncie la concejal

Utilizó el tiempo condicional, pero solicitó la renuncia de Mercedes de la Merced como número tres en las listas del Partido Popular y concejal en el distrito madrileño de Chamberí. Joan Manuel Fabra, primer eurocandidato popular de Cataluña, insistió ayer en las dudas que había expuesto la víspera sobre la veracidad de las declaraciones realizadas a EL PAÍS el pasado viernes, donde De la Merced alababa la labor social del franquismo, equiparaba a la Democracia Cristiana europea con el Movimiento Nacional español y expresaba su temor porque un loco accediera a la presidencia de la Generalitat.Fabra, en un almuerzo con periodistas, dijo: "Si es cierto que ha dicho lo que parece que ha dicho [De la Merced], lo lógico es que deje sus cargos". El número 12 de la lista popular, que todavía dudaba sobre la veracidad de las declaraciones de su colega, pese a que fueron realizadas hace seis días y no han sido desmentidas, manifestó en todo momento que expresaba su opinión personal, no la del partido en Cataluña. Aleix Vidal Quadras, presidente del PP catalán, no quiso pronunciarse sobre la cuestión, alegando que no es a su partido "al que le toca tomar las decisiones". Vidal Quadras consideró el caso De la Merced como una "anécdota de la campaña". Fabra indicó, no obstante, que debe ser De la Merced la que renuncie como eurocandidata, algo que, según los dirigentes populares, no podrá hacer hasta que adquiera su acta como diputada en Estrasburgo.

Protestas de UDC y PNV

El PNV y Unió Democrática de Catalunya (UDC) han protestado ante el Partido Popular Europeo (PPE) por las declaraciones efectuadas por la candidata número tres del PP Mercedes de la Merced. Ambos partidos enviaron ayer una carta a Tomas Jansen, secretario general del PPE, para protestar por dichas aseveraciones y recordar que "el PP español no las ha desautorizado", informa Aitor Guenaga.

Los nacionalistas vascos y catalanes, fundadores de la Democracia Cristiana Europea en 1947, vieron con muy malos ojos la inclusión del PP en el PPE. De hecho, se opusieron a ella si este partido no asumía el idearlo e historia de lo que fue la tercera vía entre la derecha liberal y el socialismo no democrático. "Una historia gloriosa que impulsó la idea europea como la DC y que ha tenido lo social como preocupación principal, no puede pasar por alto este concepto de Europa, de la democracia y del socialcristianismo, sin protestar por ellas [las declaraciones]", subraya según la carta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 1994