Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hunosa firma el plan de viabilidad con los sindicatos, que reducirá 2.000 empleos

La dirección de la empresa estatal Hunosa -12.000 trabajadores, la mayor minera del país- y los sindicatos firmaron ayer en Oviedo el plan de viabilidad para el cuatrienio 1994-97. Es la primera vez que se suscribe en la empresa un plan de reducción de plantilla sin graves tensiones sociales. Prevé la prejubilación de 2.000 mineros en cuatro años, a quienes se les garantizan íntegros los salarios hasta jubilarse.El documento no precisa el tamaño de la plantilla de Hunosa a finales de 1997, pero establece que cualquier baja adicional no se producirá traumáticamente. Los sindicatos han advertido que se opondrán a cualquier baja incentivada. El plan supondrá el cierre del pozo Santa Bárbara, en la cuenca del Nalón, y el de Carrio, en el valle del Caudal, aunque la clausura de éste se aplazará hasta después de 1997. Se concentrarán los pozos Fondón con Candín, Samuño con María Luisa y San Antonio con Santiago-Aller.

Empresa y sindicatos se comprometen a reducir progresivamente, según las directrices comunitarias, las cuantiosas pérdidas de la compañía, el año pasado 53.500 millones de pesetas antes de subvenciones y que en 1997 no deberán superar los 38.000 millones. Con todo, las ayudas estatales a Hunosa ascenderán en el próximo cuatrienio a 296.322 millones, de los que 173.998 se destinarán a subvención. Aunque sigue prácticamente estable la producción de carbón vendible en 2,1 millones de toneladas anuales, la reducción de empleo y el cierre de al menos un pozo aumentará la productividad, de 1.187 kilogramos de carbón por jornal a 1.516 kilos en 1997, un incremento de casi el 28%. Para los sindicatos, se trata "del mejor plan posible en las actuales circunstancias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 1994