España es uno de los mercados menos transparentes en medios informativos

Informe de dos expertos para la Comisión Europea

Después de Italia, España es el país que menos transparencia demuestra en relación con la propiedad y el funcionamiento de los medios de comunicación. A esta conclusión han llegado dos expertos que han elaborado un informe para la Comisión Europea, como aportación a normas en estudio sobre la regulación de la concentración de medios en Europa. Según los autores del trabajo, una gran parte de las empresas informativas, especialmente de televisión, incumplen en España las "escasas normas de transparencia", y por otra parte, "la Administración no impone las sanciones debidas".

Para Alfonso Sánchez Tabernero, profesor de la Universidad del País Vasco, y Loreto Corredoira, profesora de la Universidad Complutense, que han realizado este estudio, sólo Italia presenta un panorama más "espeso" y opaco a la hora de saber quién es el propietario o quién controla realmente un medio de comunicación. Sociedades interpuestas, testaferros y una maraña de elementos incontrolados hace casi imposible averiguar la propiedad real de muchas empresas de comunicación de este país.Los dos profesores han elaborado el informe Transparencia y control de los medios informativos en España encargado por la Comisión Europea. Junto con otros informes sobre el Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda e Italia servirán de base para una posible normativa comunitaria sobre el polémico tema de la concentración de medios de comunicación.

"Ha sucedido en muchos países", explican, "pero especialmente en España han aparecido formas indirectas de control de los medios, empresas con posiciones dominantes en determinados mercados, dificultades para conocer el accionariado de importantes empresas informativas y nuevos modos de intervención de las instituciones públicas", señalan.

Falta de leyes

Según Corredoira, la falta de legislación específica sobre transparencia de medios, en sentido estricto, se suple con algunas referencias en leyes mercantiles, de telecomunicaciones o de libre competencia. Pero las empresas de comunicación apenas cumplen, por ejemplo, con el deber de consignar a su debido tiempo las aportaciones de los socios y las ampliaciones de capital."En el caso de la prensa y la publicidad el desconocimiento del control de la empresa puede ser total", estiman los autores del informe. Tampoco se cumple la obligación que tiene la Administración, según el Tribunal de Defensa de la Competencia, de "vigilar" las empresas que poseen más del 25% de las acciones en los medios audiovisuales.

La falta de transparencia se manifiesta especialmente en las empresas de televisión y eso a pesar de que existen registros de sociedades concesionarias que dependen del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. En el informe se analizan, entre otros casos especiales, "las posibles irregularidades" respecto a la propiedad de Antena 3 Televisión, con datos que ya han sido superados por las informaciones desveladas por Banesto en los últimos días.

En relación con la prensa se pone de manifiesto que resulta en muchos casos muy dificil conocer los datos económicos básicos y la estructura de la propiedad de algunos periódicos o grupos editoriales. Las inversiones de la ONCE, la publicidad institucional y la concentración publicitaria son otros ejemplos de debates sobre la transparencia.

Consejo de Comunicación

Entre las propuestas que citan Sánchez Tabernero y Corredoira para mejorar la transparencia del mercado informativo figura la creación de un Consejo Superior de Comunicación (similar a los que existen en Francia e Inglaterra), que debería tener funciones de vigilancia y control sobre la propiedad y el comportamiento de los medios de comunicación.A su vez, consideran innecesaria una legislación específica sobre propiedad de medios impresos, siempre que se cumplan las leyes de sociedades anónimas y de la competencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de mayo de 1994.

Lo más visto en...

Top 50