FERIA DE SAN ISIDRO

El picador Manuel Quinta estará dos meses de baja

El picador Manuel Quinta, de la cuadrilla de Enrique Ponce, fue operado ayer durante cinco horas de la grave rotura de ligamentos en la rodilla izquierda que sufrió al caerle encima el caballo en el festejo del miércoles. Deberá permanecer al menos diez días ingresado en una clínica y un mes escayolado. Después necesitará otro mes para poder reaparecer.Otro subalterno herido es Antonio Bejarano, de la cuadrilla de Espartaco, que fue sustituido en la corrida de ayer por el ex novillero Santiago Acevedo. Cogido el domingo en Nimes, Bejarano se recupera en una clínica de Sevilla de las graves lesiones que sufrió en costillas y pleura.

Por otra parte, el Consejo General de Veterinarios concederá su trofeo al mejor toro de la feria. Se exigirá, además del trapío que se pide en Madrid, "una gran bravura en los tres tercios", según Antonio Borregón, presidente del Consejo y del jurado, en el que hay seis veterinarios, dos ganaderos, un crítico taurino y un aficionado.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de mayo de 1994.