US West y Time Warner presentan un proyecto para extender la televisión por cable en España

Promueven negociaciones para una inversión total de 700.000 millones de pesetas

Dos gigantes norteamericanos de la comunicación pretenden desembarcar en España. Los grupos US West -una de las gran des compañías de telecomunicaciones- y Time Wamer -el mayor grupo de ocio del mundo-, ambos relacionados entre sí (US West es el principal accionista de Time Warner), presentaron ayer un proyecto para promover una inversión de 700.000 millones de pesetas, de la cual aportarían como máximo el 49%, en un plan para ca blear seis millones de hogares en los próximos 10 años y ofrecer 50 canales de televisión. US West y Time Warner anunciaron también que han tomado una participación del 49% en la sociedad Cable y Televisión de Europa, SA.

Esta empresa ha sido constituida por las citadas compañías norteamericanas y por un socio español, Multimedia Cable, que tiene el 51%. Esta última sociedad se encuentra vinculada al ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat de Cataluña. Al plan desvelado ayer en la capital catalana, cuya plataforma es la mencionada Cable y Televisión de Europa, S.A., se suma otro proyecto ya conocido (véase EL PAIS del pasado día 21) que consiste en hacer lo mismo en Euskadi, por medio de una empresa negociada con el Gobierno vasco.Representantes de los citados grupos norteamericanos han mantenido también contactos con la secretaria general de Comunicaciones, Elena Salgado, y con Antonio Zabalza, jefe del gabinete del presidente del Gobierno. En algunos de estos contactos ha participado, a título de asesor, el senador Gary Hart, antiguo candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

Fuentes gubernamentales confirmaron anoche tales contactos y añadieron que "es evidente el interés inversor de estos grandes operadores norteamericanos", si bien el plan expuesto se encuentra aún "en fase de exploración".

Tal como lo presentaron sus promotores, en una conferencia de prensa celebrada en Barcelona, se trata de realizar una oferta de servicios de 50 canales de televisión, ampliables en el futuro a un total de 150 canales, en función del interés general y del valor añadido que ofrece el cable en los campos del ocio, la educación, la información y los servicios.

"Se abre la última oportundiad para desarrollar en España el sistema más avanzado de televisión por cable, contribuyendo a la creación de las denominadas autopistas de la información", manifestó Francesc Raventós, presidente de Multimedia Cable.

En el mismo acto de presentación, Arthur Barron, presidente de Time Warner, y Richard Callahan, presidente de US West International, coincidieron en señalar que la inversión de ambos grupos será proporcional a su participación en el proyecto, es decir, el 49%, "en la medida en que el grado de liberalización de las telecomunicaciones permita la implantación del cable". Barron ha negociado también con empresas eléctricas y grupos financieros.

Estos planes tropiezan con el problema de que aún se encuentra pendiente el marco legal para el cable. Según la vigente ley de ordenación de las telecomunicaciones (LOT), ningún socio ajeno a la Unión Europea puede tener más del 25% en una concesión de radiodifusión sonora.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS