Villapalos arrasa en las votaciones de la Complutense

Gustavo Villapalos, de 45 años, rector de la Universidad Complutense desde 1987, arrasó ayer en las elecciones para este cargo máximo universitario, al obtener un 74% de los votos emitidos.Hay que tener en cuenta que la única alternativa para los 600 miembros del claustro que participaron ayer en los comicios era dar su apoyo al actual rector o dejar la papeleta en blanco, ya que Villapalos era el único candidato que se presentaba.

En total votaron 557 claustrales -el claustro es el órgano representativo de la universidad, compuesto por profesores, alumnos y miembros de la administración- lo que da un porcentaje de participación de un 87,6 %. En total, 413 votaron a favor del actual rector, 133 lo hicieron en blanco y 11 papeletas resultaron nulas.

La jornada electoral comenzó a las diez de la mañana, en la facultad de Medicina de la Complutense, concretamente en el auditorio Ramón y Cajal. Allí, Villapalos expuso su programa electoral a los claustrales asistentes.

Posteriormente, a las 11.30, se abrieron las urnas, que no se cerraron hasta las 20.00. A mediodía ya había votado más del 50% del claustro.

Mientras tanto, en la cafetería de la facultad de Medicina, los estudiantes no hacían mucho caso de lo que estaba sucediendo dos plantas más arriba: "¿Elecciones?, ¿Qué elecciones?", comentaba Patricia Alba, de 21. años, a quien le inquietaban mucho más los inminentes exámenes de junio que saber quién iba a ser su próximo rector los próximos cuatro años. Si se le preguntaba por las elecciones respondía a la cuestión rápidamente, para despacharse a gusto después sobre lo dificil que resultaba cierta asignatura. Eso sí, pidió a Villapalos "que controle el cambio de los antiguos planes de estudios a los nuevos, porque hay problemas".

Esta misma indiferencia hacia las votaciones era compartida por la mayoría de los alumnos que poblaban la cafetería. Julián Ordóñez, de 26 años, sólo levantó la cabeza de los apuntes para decir: "Sabía que algo pasaba en la facultad, porque no me han dejado aparcar como otros días.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS