Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gitanos son en el Este como los parias de la India, denuncia la Unión Romaní

El director del Departamento de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, el italiano Paolo Falcone, sugirió ayer a los gitanos que asisten al primer congreso comunitario de esta etnia que se celebra en Sevilla que voten a sus propios representantes y alertó sobre el resurgir del neofacismo. Igual estado de alarma mostró el presidente de la Unión Romaní Internacional, Rajko Djrich, quién denunció la condiciones de vida "catastróficas" de los gitanos en los países ex comunistas, a los que comparó con "los parias de la India".Si en algo estuvieron de acuerdo los 250 participantes en el congreso de Sevilla, que no cuenta con precedentes en la historia, es en -el desconocimiento absoluto de la realidad gitana y la casi imposibilidad de contar con datos ciertos sobre población, escolarización y la localización geográfica de las colonias.

De hecho, algunos especialistas no gitanos y representantes de las asociaciones, que participan difieren notablemente en cifras y valoraciones: mientras los primeros inciden en la marginalidad y las condiciones de vida intolerables, los otros no quieren ni oir hablar de chabolas y suburbios. Prefieren centrarse en la discriminación y los comportamientos racistas. Por supuesto, la droga es un tema tabú.

De ahí la irritación del eurodiputado Juan de Dios Ramírez Heredia cuando vio la manifestación de veinte chabolistas concentrados ante el congreso. Ramírez Heredia acusó a la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía de manipular a los chabolistas y de intentar boicotear el congreso. El eurodiputado conminó a los manifestantes a que no se prestaran a ofrecer la misma imagen de siempre: el binomio gitano/drogas.

El sociólogo y periodista de origen yugoslavo Rejko Djurich dijo que invitará a Felipe González a un congreso gitano por la paz que se celebrará en Sarajevo en mayo de 1995.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994

Más información

  • DERECHOS HUMANOS CONGRESO DE SEVILLA