Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario del PSOE en León ejerció de profesor asociado pese a ser diputado

El secretario general del PSOE de León, el diputado José Luis Rodríguez Zapatero, acabó la tesina de licenciatura en junio de 1983 y cuatro meses después entraba en la universidad leonesa como profesor asociado, según un parte de alta en nómina donde se refleja que fue contratado por libre designación en el departamento de Derecho Constitucional. En la universidad leonesa no consta ningún contrato que dé paso a ese parte de alta y hay numerosas lagunas en su expediente académico como docente.

Rodríguez Zapatero eludió los trámites obligados para el ingreso del profesorado en la universidad, entre ellos un concurso público de la plaza, el examen de una comisión de contratación compuesta por profesores, alumnos y ayudantes y la propia contratación administrativa por- parte de los órganos de Gobierno. Permaneció en esta situación hasta 1986, en que fue elegido diputado del PSOE, cargo en el que continúa.Rodríguez Zapatero se incorporó como profesor asociado de Derecho Constitucional cuando su actual titular, el catedrático Manuel B. García Álvarez, era secretario general de la universidad. El parte de alta fue visado por Agustín Turiel, interventor de Hacienda y actual presidente socialista de la Diputación Provincial.

Desde octubre de 1988 hasta el mismo mes de 1991, el diputado mantuvo un contrato administrativo de colaboración temporal durante tres horas semanales. La Junta de Gobierno había aprobado la creación de esta plaza seis meses antes, sin retribución.

En octubre de 1991, el nuevo rector, Julio César Santoyo, decidió no renovar un contrato que jamás estuvo firmado, en ninguna de sus prórrogas, por su predecesor en el rectorado. Según un informe de la asesoria jurídica de la universidad, el puesto de profesor asociado es incompatible con la condición de diputado.

José Luis Rodríguez Zapatero dijo a este periódico que no recuerda la fórmula administrativa que utilizó para entrar en el departamento de Derecho Constitucional, pero que segliramente eran las reglas de entonces". El anterior rector, Juan Manuel Nieto Nafría, reconoce que se trataba de "guardarle de alguna manera la plaza. Podemos haber errado, pero no cobraba y moralmente la universidad tenía que reservarle una plaza".

Rodríguez Zapatero denunció en Ferraz el pasado noviembre más de 1.000 afiliaciones irregulares auspiciadas por los guerristas de León.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1994

Más información

  • Eludió los trámites de ingreso, aunque no cobró por las clases