Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores y la Junta elaboran un plan alternativo al cierre de Gillette

Los trabajadores de la fábrica de Gillette en Sevilla, pendiente de cierre por parte de la multinacional pese a que obtuvo el pasado año 414 millones de beneficios, el Instituto de Fomento de Andalucía y la dirección general de Industria de la Junta presentarán el martes a la empresa un plan de viabilidad alternativo a la anunciada clausura de las instalaciones.

El proyecto elaborado por la plantilla prevé la continuidad de los 242 empleados y una inversión de 1.054 millones de pesetas.

Esta mañana, miembros de los comités de empresa de Gillette en Alemania y Francia mantendrán una reunión con representantes de los trabajadores de Sevilla para estudiar posibles acciones internacionales conjuntas. Además, este encuentro servirá para analizar la trayectoria de una planta similar que existió en el país vecino y que se ha convertido sólo en un centro de distribución comercial.

Con la reunión del martes, aplazada un día para permitir la presencia de la empresa, Junta y trabajadores pretenden forzar a Gillette a que, al menos, su marcha no implique el cierre de las instalaciones y permita su venta a una nueva empresa.

El presidente del comité de Gillette, José Fernández Lara, aseguró ayer que la multinacional les ha desmentido que su pretensión de cerrar en junio y acusó a los responsables de provocar a los trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 1994