Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Gobiernos central y vasco se aproximan en materia autonómica

Tras seis años de desencuentro, los Gobiernos central y vasco aproximaron ayer posiciones en materia de traspaso de competencias. Un paquete de siete transferencias, entre las que destaca la de Obras Hidráulicas, está a punto de ser cedido a Euskadi. El acercamiento entre ambos Gobiernos se ha producido tras el encuentro celebrado el 4 de mayo en La Moncloa entre el líder del PNV, Xabier Arzalluz; el vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, y el presidente, Felipe González.

El fruto del acercamiento político entre los nacionalistas vascos y los socialistas fue la reunión celebrada ayer en Madrid en la sede de Administraciones Públicas, a la que acudieron el titular del departamento, Jerónimo Saavedra; el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y los consejeros vascos de Hacienda, Juan Luis Larrea, y de Presidencia, Joseba Zubia. Ministros y consejeros vascos se reunieron durante cuatro horas, aunque trataron de mantener en secreto el encuentro.La reunión, pese al acercamiento alcanzado entre ambos gobiernos, no se zanjó con un acuerdo definitivo, a falta de ajustar algunos flecos. Sobre la mesa de negociación están siete transferencias: Obras Hidráulicas, Sociedades Anónimas Laborales, Colegios Profesionales, Instalaciones radiactivas de segunda y tercera, Estiba y desestiba, y Marina Civil.

Los contactos entre ambos gobiernos se aceleraron tras la entrevista celebrada el 4 de mayo entre González, Serra y Arzalluz en plena crisis política por los escándalos de corrupción.

El presidente del PNV manifestó en aquella ocasión que los socialistas podían contar con el apoyo político de los nacionalistas, pero advirtió que no estaba en disposición de entrar en un Gobierno de coalición ante la actitud mantenida por el Ejecutivo en esta legislatura. Arzalluz lamentó el bloqueo de traspasos del Gobierno central al vasco durante los últimos seis años.

Tras la reunión de La Moncloa, tanto el vicepresidente Serra como el ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, dieron luz verde a Jerónimo Saavedra para que acelerara el proceso de transferencias. Paralelamente, Pérez Rubalcaba mantenía contactos con el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti.

Compromiso de investidura

Saavedra, pese al bloqueo experimentado en el proceso de transferencias, ha mantenido estrecho contacto durante estos meses con el consejero vasco de Presidencia, Joseba Zubía. Ayer, tanto fuentes del Gobierno central como del vasco insistían en que "es indudable que el clima político de acercamiento entre nacionalistas y socialistas ha influido en la aceleración de las transferencias". "Pero no es menos verdad que este compromiso se hubiera alcanzado, de todos modos, porque estaba en el programa del Gobierno y en el discurso de investidura de Felipe González", añadieron fuentes de La Moncloa.El Gobierno vasco, presidido por José Antonio Ardanza, espera que en 10 días se cierre al fin el primer grupo de siete transferencias. El consejero de Industria, Jon Azúa, se mostró ayer esperanzado en que este primer paquete "sea un peldaño, aunque pequeno", en el camino del desarrollo estatutario, después del anuncio realizado por el ministro Saavedra de que va a reunir a la Comisión Mixta de Transferencias antes de final de mes, informa . "Es un paquete muy simple, pero espero que sea un peldaño", dijo Azúa en Bilbao.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • Tras seis años de bloqueo, habrá más traspasos