Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acosa a Serra con siete preguntas sobre el 'caso Roldán'

La estrategia del PP de acoso al vicepresidente del Gobierno se acentuó ayer con el anuncio de siete preguntas relacionadas con el caso Roldán que Narcís Serra deberá responder en el Pleno del Congreso el próximo miércoles. Serra considera "insostenible" que Aznar le pida que se vaya utilizando dos argumentos a su juicio claramente contradictorios. Por un lado, le achaca responsabilidad política al haber firmado el nombramiento de Roldán, y por otro da crédito a "las declaraciones de este mismo señor, que es prófugo de la justicia". "Es un acto de irresponsabilidad política", apostilló.

El acoso del PP a Serra se extenderá, además, a otros ámbitos parlamentarios. Los populares pretenden que el vicepresidente del Gobierno comparezca también en la comisión de investigación de Banesto para que dé cuenta "de los informes que obren en poder del Gobierno sobre las actividades realizadas en el pasado por don Mario Conde en su condición de presidente del consejo de administración de Banesto".Esta iniciativa tiene relación con el supuesto encargo que Serra habría hecho a Roldán -según testimonio del ex director de la Guardia Civil a El Mundo- para conseguir información confidencial sobre las actividades financieras de Conde. Serra negó ayer nuevamente semejante encargo y reiteró que no tiene nada que ver con actividades de este tipo. Según declaró a Radio Nacional, la Guardia Civil está cumpliendo una orden suya, remitida a través del ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, para investigar en sus archivos si hay algún indicio de contratación de la empresa norteamericana Kroll para este fin. Roldán habría pagado 100 millones de pesetas a esta agencia de detectives, con dinero de los fondos reservados, para seguir los pasos del entonces presidente de Banesto.

En cualquier caso, Serra afirmó que la noticia publicada el miércoles por El Mundo "no sólo es falsa, sino que es un despropósito". "Es una información falsa, lanzada para echar más sombra sobre los gastos reservados por alguien que quiere rehuir de la justicia". En su opinión, "un prófugo no puede convertirse en el fiscal de la vida política española".

Serra precisó que está dispuesto a comparecer ante el Congreso cuando se lo pidan, pero agregó que le parece lógico que no le convoquen al dictado de una información que calificó nuevamente de "despropósito".

El PP, IU y la diputada de Esquerra Republicana de Catalunya Pilar Rahola pretendieron la semana pasada que Serra compareciese en la comisión Roldán, alegando que como ministro de Defensa, en 1986, intervino en el nombramiento del ex director general de la Guardia Civil junto con el entonces ministro del Interior, José Barrionuevo. La negativa de los representantes del PSOE, CiU, PNV y Coalición Canaria impidió la comparecencia. Ahora los populares trasladan el reto al Pleno del Congreso y emplazan a Serra a responder sobre las siguientes cuestiones.

- Las razones que le hicieron proponer al Consejo de Ministros el nombramiento de Roldán.

- El control que ejerce el Gobierno en torno a las personas "que tienen relevancia para la seguridad del Estado".

- La posible información que tuviese el Gobierno sobre las actividades privadas de Roldán, tanto en el aspecto social como en el económico.

- Los trabajos de la Oficina de Relaciones Informativas y Sociales de la Guardia Civil.

- El acceso que ha tenido a las informaciones obtenidas por esta oficina.

- El riesgo que ofrece para la seguridad del Estado la situación de prófugo de Roldán.

- Cuánto va a costar a la Hacienda pública la operación de búsqueda de Roldán y en qué fecha se ordenó la congelación de sus cuentas bancarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • El vicepresidente lamenta la actitud de Aznar