Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva música portuguesa se reúne para recordar a José Afonso

121 intérpretes cantan al autor de 'Grândola vila morena'

Paradójicamente, el país más cercano a España es el que tiene una de las músicas más desconocidas por quien comparte sus fronteras. Cuando se habla de Portugal se menciona el fado con el mismo desparpajo que responde "flamenco" un lapón al que se le pregunta por España. Ahora, 20 años después de la revolución de los claveles, se publica Filhos da madrugada, un doble disco compacto en el que 121 músicos portugueses se reúnen a la sola mención de un nombre: José Afonso. Siete años después de la muerte de Zeca Afonso, Portugal muestra la diversidad de su música para cantar las composiciones del autor de Grândola vila morena.

José Zeca Afonso (Aveiro, 1929-Setúbal, 1987) es un artista clave de la música popular. Su Grândola vila morena fue la música elegida por los portugueses para acompañar la revolución del 25 de abril, hace ya 20 años. En 1974, cuando Portugal encontró su Marsellesa, muchos de los 121 músicos dé los 20 grupos que participan en el disco Os filhos da madrugada cantam José Afonso, eran todavía unos niños."Era la canción que silbaba de pequeño" dice el cantante Pedro Ayres Magalhaes refiriéndose a Chamaram-me gitano, que el grupo Resistência aporta al disco. Otros, como Ricardo Camacho, de Sétima Legiao, conocieron a José Afonso personalmente: "Zeca es el mejor compositor de música popular de este siglo". Algunos, los menos, no fueron especialmente benévolos con el cantautor desaparecido: "Hasta llegé a ser irreverente cuando estaba el hombre muy enfermo, y escribí en revistas importantes anunciándole una muerte prematura" dice Rui Reininho, del grupo GNR, que interpreta Coro dos tribunais ("Guarda tu robo, guárdalo bien / Dentro de un papel de la ley").

Os filhos da madrugada cantam José Afonso, que acaba de publicarse en España, es un disco patrocinado por Lisboa 94 Capital Cultural, en el que se pidió a los 10 grupos participantes -entre ellos tres noveles seleccionados mediante concurso- que "fuesen atrevidos en sus arreglos, sin miedo a alejarse de los originales de Zeca". Grupos como GNR, Peste & Sida, Ritual Tejo, Diva, Xutos & Pontapés, Censurados, UHF y Essa Entente han abordado las canciones de José Afonso de sde una visión rock, que abarca desde el heavy más duro al folk-rock más suave. Otros se desmarcan de estilos, como Madredeus, Vozes da Rádio (que cantan a capella el tema Os indios da meia praía), Opus Ensemble (Era um redondo vocábulo en versión instrumental) y Delfins. No faltan los que mantienen fidelidad a José Afonso en sus versiones; es el caso del grupo Sitiados con la canción A formiga no carreiro o Tubaroes con la célebre Venham mais cinco ("Ya me advertían cómo era la ley en mi tierra. / Quien trepa al cocotero es el rey"), que conserva esas influencias de la música mozambiqueña, raíz de muchas canciones de José Afonso, un artista unido a África desde niño.

José Manuel Cerqueira Afonso dos Santos, Zeca para los amigos, pasó su infancia en Aveiro, Angola y Mozambique. A los 11 años se trasladó a Coimbra, donde despu4s estudió Filosofía e Historia. En esta ciudad comenzó acercándose al fado de Coimbra, mostrando ya esa inquietud en los textos que se palpaba en su primer disco, grabado en 1958. De 1964 a 1967, Zeca vivió de dar clases en Mozambique y contactó con grupos independentistas. Su espíritu antifascista le costó la expulsión de la docencia a su regreso a Portugal, sobreviviendo gracias a las clases particulares y a un impulso en su carrera artística. A partir de la 'Revolución de los Claveles, José Afonso se dedicó plenamente a la Canción hasta su muerte en 1987 tras una larga enfermedad, dejando 22 discos grabados.

Desde entonces, casi el olvido. Como afirma con crudo realismo Luis Varatojo, de Peste & Sida, "este proyecto es bueno para los más nuevos. Si no, la mayoría no se molestaría en ponerse a escuchar a Zeca Afonso". Dormido en el recuerdo, José Afonso presta sus canciones para que la música portuguesa actual se asome al mundo. Zeca ya pertenece a la cultura popular con una canción: "En cada esquina un amigo, / en cada rostro igualdad. / Grândola villa morena, / tierra de fraternidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 1994