Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO ROLDÁN'

La dimisión de Asunción es irrevocable y arrastrará a altos cargos de Interior

La fuga de Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil, ocasionará el desmantelamiento de la cúpula del Ministerio del Interior. Su titular, Antoni Asunción, ya tiene totalmente decidida su marcha, "aunque Roldán fuera capturado dentro de una hora", según uno de sus colaboradores. El ministro comparecerá esta tarde en la Comisión de Justicia e Interior M Congreso para dar explicaciones sobre este escándalo. Fuentes de la investigación aseguran que "no hay ninguna pista", aunque sospechan que el fugitivo está en Europa.

Además de Asunción, en medios de Interior se considera probable que abandonen sus puestos el director de la Policía, Carlos Conde-Duque, y el de la Guardia Civil, Ferran Cardenal, a quien se le imputa la mayor responsabilidad política por la fuga.Por lo pronto, el ministro del Interior firmará hoy la destitución del general Manuel Llaneras, jefe de la Guardia Civil en Cataluña, que pasará a disponible forzoso. El Partido Popular, Izquierda Uniuda y PNV, entre otros, pidieron el cese de Llaneras, que disfrutaba actualmente de un mes de permiso, por sus relaciones con empresas adjudicatarias de la Guardia Civil, acreditadas en los trabajos de la comisión Roldán.

Mientras tanto, siguen investigándose las complicidades con que contó, el prófugo- y en fuentes de la Guardia Civil se apunta a un teniente coronel que ocupa un alto cargo. La sospecha se acrecienta por el comentario que hizo Roldán en una de las conversaciones telefónicas mantenidas desde su escondite: "El que se ha portado muy bien ha sido el teniente coronel".

La búsqueda, en la que participan agentes del Cesid (el servicio de, investigación militar), policías y guardias civiles, no ha arrojado ningún resultado, según fuentes de Interior, que reconocen que el prófugo está ya en el extranjero. Diversas informaciones le sitúan en países tan dispares como Brasil, Suráfrica o Suiza. Pero medios de la investigación aseguran que "no hay ningún rastro".

Ayer saltó la alarma cuando la policía francesa pidió a la española toda la información de que se dispusiera sobre Roldán, ya que se había detectado en aquel país a una persona de gran parecido físico. Miquel Roca, comentó durante una reunión de Coonvergencia Democrática de Catalunya que hay informaciones según las cuales Roldán podría haber huido a Francia aprovechando la red de confidentes y colaboradores existente en este país, informa José Antich.

La Guardia Civil da por seguro que su ex director dispone de abundante información comprometedora sobre los GAL, los contactos con ETA, financiación de partidos políticos y otros trapos sucios. Pero fuentes del Ejecutivo insisten en que en la escapada de Roldán no ha habido la menor connivencia del Gobierno y que éste "no hará ningún pacto con él, y lo que tenga que decir que lo diga en el juzgado".

El Gobierno portugués ha movilizado a su élite policial para que averigue con quién tenía relaciones Roldán. Se ha comprobado que el ex director general frecuentaba el hotel Santa Luzía, de Viana do Casielo, en el norte del país. También se está revisando si el fugitivo pudo salir de Portugal en algún vuelo con destino a Venezuela o Brasil

. El Gobierno cree que el ex alto cargo ha contado con cómplices para evadirse de la justicia. El portavoz del PNV en el Congreso, lñaki Anagasti, opina que fue apoyado por destacados miembros de la Guardia Civil. "Nosotros siempre hemos sospechado que en la transición política había cuerpos de la seguridad del Estado que no estaban suficientemente depurados", afirmó.

Por otro lado, Roldán almorzó el 21 de abril pasado con tres periodistas de El Mundo en el restaurante La Alpujarra, sito en la plaza del Perú, de Madrid, donde prepararon la entrevista que hoy publica este diario, según fuentes policiales.

La policía vigila a la esposa del prófugo

La policía vigila permanentemente a la esposa de Roldán, Blanca Rodríguez Porto, con quien éste ha contactado telefónicamente después de su fuga. La mujer indujo a confusión hace unos días a los agentes que vigilaban la finca que su familia tiene en Mombuey (Zamora). Estas maniobras hicieron creer a Interior que el fugado estaba allí, hasta que el viernes por la noche se registró esta vivienda.El ministro del Interior, Antoni Asunción, también fue víctima del engaño de Roldán, después de que éste le llamara el jueves por la mañana para prometerle que comparecería ante el juez. La policía no consiguió localizar la llamada.

Hoy comparecerán en la comisión del investigación del Congreso la ex amante de Roldán, Elisa Rodríguez, y su ex jefa de prensa, María Esther Fernández Íñigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 1994

Más información