Ibercorp cobró de Tabacalera 140 millones por una venta que no hizo

El Banco Ibercorp recibió una comisión de 140 millones de pesetas de la empresa pública Tabacalera por su intervención -en representación de Centra Distribuciones- en las negociaciones de venta de Distribuciones Reus, SA (Dirsa), propiedad de la empresa tabaquera. La venta se realizó a favor de BBV y Promodès, a pesar de que Tabacalera ya había formalizado un precontrato con Centra. Aunque finalmente Dirsa fue vendida al grupo que no representaba Ibercorp, este banco recibió igualmente una comisión de 140 millones de pesetas.

La comisión equivalía al 1,5% del valor total de la compraventa. La operación se formalizó en el mes de octubre de 1990, cuando Tabacalera estaba presidida por Miguel Ángel del ValleInclán.La decisión de vender la sociedad a un grupo distinto al que se había pactado inicialmente provocó una gran indignación por parte de Centra, que amenazó con acudir a los tribunales. Finalmente desistió tras recibir una compensación económica.

El grupo Distribuidores Reus (Dirsa) estaba radicado en Mallén (Zaragoza). Poseía la cadena de supermercados Sebastián de la Lafuente y contaba en 1990 con una cadena de establecimientos comerciales y más de seiscientos locales en régimen de franquicia. La facturación era Manuel de la Concha. entonces de 58.000 millones de pesetas.

"Discreción" fiscal

El cobro de esta comisión por parte de Ibercorp, el banco promovido por Manuel de la Concha -encargado de gestionar el patrimonio del ex gobernador del Banco de España Mariano Rubio- se ha mantenido hasta ahora en secreto por varios motivos. De la Concha prestó declaración el viernes ante los fiscales que investigan un presunto fraude fiscal por parte de Rubio.Las razones del secreto son varias. Por una parte, la dirección de Tabacalera no tenía ningún interés en que trascendiera este pago extra por una operación que ya resultó polémica tras el contencioso con Centra.

Por otro lado, Ibercorp tampoco tenía interés en que se divulgara tal cobro, ya que el mandato de venta recibido por Tabacalera lo compartía con Crédit Suisse First Boston. Ambos brokers (intermediarios financieros) se comprometieron entre sí a repartirse la comisión fuera quien fuera el que lograra encontrar un comprador, según fuentes de los negociadores.

Como la venta la ganó el BBV y no los compradores representados por Ibercorp y Crédit Suisse First Boston, el banco americano nunca sospechó que Ibercorp iba a recibir una cantidad de dinero. Ciertos aspectos fiscales de la operación también aconsejaron la máxima discreción.

La oferta inicial presentada por Ibercorp, a primeros del mes de octubre de 1990, en nombre de Centra, por adquirir Dirsa y su filial Sebastián de la Fuente ascendía a 11.000 millones de pesetas.

Los pagos se proponían en tres plazos: una primera cantidad de 3.000 millones al formalizarse el contrato en 1990 y otros dos pagos de 3.300 y 4.700 millones de pesetas durante los años 1991 y 1992, respectivamente. Tabacalera pidió a Ibercorp que Centra mejorase su oferta, y esta sociedad la subió hasta 12.000 millones de pesetas, repartidos en cuatro plazos anuales de 3.000 millones de pesetas.

Durante los primeros días de octubre se llegó a un preacuerdo para la venta entre Tabacalera y Centra. Pero después, la empresa pública se desdijo y optó por otro candidato, el grupo BBVPromodés (hipermercados Continente y supermercados Día), que fue el que se llevó el contrato.

Las memorias de Tabacalera detallan las cantidades recibidas por la empresa pública por el 75% de las acciones de Dirsa. En total cobró 9.600 millones de pesetas. Tabacalera recibió 3.000 millones en 1990, 2.500 millones en 1991 y los 4. 100 millones de pesetas restantes no los obtuvo hasta finales de 1993.

La versión que en su momento dio Tabacalera para no respetar el precontrato fue la retirada de Fonfir, que participaba en la operación junto a Centra. Esta empresa, sin embargo, mantenía su propuesta en pie, pero no le valió de nada.

La retirada de Fonfir se debió a sus relaciones con el BBV a través de Cofir. Al final, la operación tuvo costes extra para Tabacalera, la comisión a Ibercorp pese a no haber intervenido en la venta formalizada y una indemnización a Centra, que algunas fuentes cifran en 100 millones de pesetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción