Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma laboral, el paro y la crisis industrial, ejes de las protestas de hoy de los sindicatos

La reforma laboral, el alto índice de paro y la crisis industrial centrarán hoy las protestas de los sindicatos en la celebración del Primero de Mayo. Comisiones Obreras y UGT, que celebran juntos las manifestaciones en toda España por sexto año consecutivo, han fijado este día como el comienzo de "una primavera caliente" si el Gobierno no modifica la reforma laboral y su política industrial desarrollada hasta ahora. El lema que enarbolarán estos sindicatos mayoritarios es Por el empleo y la solidaridad. Los sindicatos de Andalucía han convocado la manifestación central en Linares, sede de Santana.

Los trabajadores que se manifiestan hoy en toda España -la concentración central de Madrid, a la que asisten las cúpulas de UGT y CC OO, comenzará a las 11.30 en la plaza de Neptuno para acabar en la Puerta del Sol- llegan al Primero de Mayo con un país muy alterado por los distintos casos de corrupción y enriquecimiento fácil -con la dimisión del ministro de Interior, Antoni Asunción, por la presunta fuga del ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, como guinda- y la falta de soluciones para atajar el aumento del paro y la recuperación económica. A ello se suman las recientes crisis de empresas, como Santana, Santa Bárbara, Gillette, Puleva, Seat, Sniace... Todo hace, según han afirmado los propios sindicatos, que "esta jornada sea más combativa que otros años".Los sindicatos, que dieron el primer aviso de movilizaciones el pasado 27 de enero con una huelga general, subrayan que ésta es la última oportunidad para que el Gobierno se siente a negociar la reforma laboral, que ya está a punto de aprobarse definitivamente tras el respaldo dado el pasado miércoles por el Senado. Los sindicatos piden, bajo su lema de empleo y solidaridad, que se paralice la reforma y "se siente a negociar con sindicatos y la patronal".

También exigen que se desbloquee el proceso de negociación colectiva y advierten que, "si no se agiliza el diálogo", será otro elemento más para aumentar la conflictividad laboral. Las federaciones minerometalúrgica de CC OO y la siderúrgica de UGT presentarán el martes día 3 las medidas de choque elaboradas por ambos sindicatos para afrontar la grave crisis industrial que atraviesa el sector.

Salce Elvira, secretaria de empleo de CC OO, manifestó ayer que éste será el Primero de Mayo más reivindicativo de toda la etapa democrática, entre otras cosas porque "la reforma laboral es el ataque mas importante que han sufrido los trabajadores en esta etapa". Para Agustín Moreno, secretario de acción sindical del mismo sindicato, "es el pistoletazo de salida para una primavera caliente".

José Luis Daza, secretario de acción sindical de UGT, subrayó, por su parte, que "tiene tintes mucho más dramáticos que en años anteriores", mientras decía que este año existe mucha más crispación social. Para Daza, los efectos de esta crisis no son fruto de la casualidad, sino de las políticas monetaristas que se han venido realizando en los últimos años y predice que, si no se corrige, seguirá creciendo el desempleo y la crisis industrial".

Además de la manifestación de los sindicatos mayoritarios, las demás centrales también harán públicas sus protestas. En Madrid, USO lo hará en la calle de Alcalá esquina Príncipe de Vergara hasta Manuel Becerra; CGT partirá de Cibeles y la CNT lo hará, como es tradicional, en Bravo Murillo para terminar en Cuatro Caminos.

Manifestación en Linares

Tendrá especial significado la celebración del Primero de Mayo en Andalucía, posiblemente la zona más castigada por esta crisis industrial. Los sindicatos han elegido Linares, la sede de Santana, para esta manifestación en la que estará, además de los sindicalistas regionales, el coordinador de IU, Julio Anguita.

El PSOE apuesta precisamente por el diálogo social entre los interlocutores sociales y económicos con el Gobierno. En un manifiesto divulgado ante la jornada de hoy, el partido en el Gobierno expresa sus esperanzas de que el diálogo fructifique. Reconoce, no obstante, el momento difícil que vive España y dice que es consecuencia de factores internos. Pero explica que "refleja el impacto de una larga recesión internacional y de los cambios profundos a los que todos nos estamos viendo sometidos".

También los obispos de la Comisión Episcopal del Apostolado Seglar se han manifestado. En un comunicado denuncian que la reforma laboral está suponiendo la aprobación de leyes "que van contra el derecho al trabajo y la dignidad de la persona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1994

Más información

  • Los casos de corrupción aumentan la crispación de los trabajadores