La crisis el Banco Latino hunde las finanzas de Venezuela

La crisis de los bancos venezolanos, destapada con el desfalco y la intervención del Banco Latino hace más de dos meses, ha puesto las finanzas del Gobierno de Rafael Caldera al borde del abismo, lo que le ha obligado a tomar poderes especiales de emergencia para enfrentar la tormenta que está a punto de arruinar la economía del país.Para evitar el crash financiero, la junta interventora decidió hace 15 días reabrir las puertas del Latino para ponerlo en un futuro a la venta, inyectándole 313.000 millones de pesetas. A su vez, los tribunales ordenaron el arresto de sus 83 directivos, pero sólo lograron capturar a dos de los responsables. Los demás, entre ellos su ex presidente, Gustavo Gómez López, se fugaron al exterior.

Aunque la ayuda oficial al Latino constituye una pérdida para la nación, el Gobierno ha continuado auxiliando a ocho bancos más: el Maracaibo, la Guaira, Construcción, Barinas, Metropolitano, Amazonas, Bancor y Fideca, lo que ha ensanchado el salvavidas a casi 700.000 millones de pesetas, según cifras de la presidente del Fogade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de abril de 1994.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50