Tadao Ando, luz y hormigón

El arquitecto japonés expone 30 proyectos en Madrid

El japonés Tadao Ando, de 52 años, una de las figuras de la arquitectura contemporánea, piensa que "hay que volver a sentir la obra con las propias manos" en unos momentos en que la sensibilidad se aleja de los creadores. Ando inauguró ayer en Madrid la exposición Tadao Ando, más allá de los horizontes en arquitectura, con maquetas, planos y dibujos de 30 proyectos, dominados por su concepción de la luz y el tratamiento del hormigón.

"Dentro de mí hay dos pilares: una universalidad ideal y la regionalidad, basada en la historia, las tradiciones y la etnología de cada lugar. Entre los dos pilares busco un lugar o un espacio estimulante donde se pueda percibir una filosofía rica", declaró ayer Tadao Ando mientras vigilaba la instalación de las 30 maquetas de sus obras y proyectos, en un nuevo montaje al presentado en el MOMA de Nueva York; el Pompidou, de París, y RIBA, de Londres. La exposición, con un presupuesto de 30 millones de pesetas, estará abierta hasta el 15 de mayo en la sala del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, en Madrid (paseo de la Castellana, 67), y a continuación en la Fundación La Caixa, de Barcelona, del 17 de junio al 30 de julio. En los últimos 20 años, Tadao Ando ha construido viviendas, museos, iglesias y parques de diferentes escalas, de 30 metros cuadrados a 14 alturas, en los que ha aplicado una concepción poética y filosófica. "No hay un proceso de transformación de mis palabras a la realidad. Siempre estoy en busca de la luz, y cuando abro un hueco para que penetre lo hace tanto la luz física como la luz conceptual. El ser vivo intenta crear y transmitir esa sugerencia a los que viven dentro. En la exposición se puede ver ese proceso de creación, la parte más interesante de la arquitectura, con los caminos seguidos, y también los errores".

La fusión de las culturas oriental y occidental es el reto asumido por Tadao Ando. La primera obra fuera de Japón fue el pabellón de su país en la Expo 92 de Sevilla -un proyecto similar con forma oval se ha convertido en el Museo de la Madera-, y desde entonces ha construido en Europa edificios para Vitra y Benetton. Hoy hablará con el director general de la Unesco para hacer un monumento sobre la paz, cerca del jardín japonés de lsamu Noguchi.

"La línea principal de todas las obras es cómo combinar el ser humano y el medio ambiente, solucionar los problemas de la gente y de su entorno y que se utilicen mis edificios con alegría". Ando, que utiliza el hormigón visto como "un medio moderno y el más cercano a la tierra" y rechaza los materiales no reciclables, dice que la arquitectura española "tiene mucho vigor y energía".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS