Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'rojo' en alza

Carlos Chacho Álvarez, un disidente peronista de 45 años, cuya seductora mirada en los pasquines electorales pretendió encandilar más que convencer no cree en la eternidad ni en la reencarnación del alma. Su rotundo triunfo en la capital federal, robándosela al peronismo con los fugitivos de la Unión Cívica Radical altera el mapa político y amenaza con romper el tradicional bipartidismo.

Álvarez, profesor de historia, admirador de Charles de Gaulle, Eva Duarte de Perón y, en tiempos, de Mao Zedong, fue calificado por Menem como jefe de filas de una agrupación de rojos peligrosos. Luego le felicitó. Cuando el presidente indultó a las juntas militares, Alvarez abandonó el peronismo. El nuevo líder es partidario de las privatizaciones y del plan económico del Gobierno.

Tiene cuatro hijos y se declara ético. "Hay que ser fiel a uno mismo, guardo fidelidades a las mismas cosas por las cuales he venido luchando siempre: la libertad, la democracia, los derechos sociales y las garantías individuales". Álvarez atribuyó su victoria al "cansancio moral de los argentinos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 1994