Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sectores liberales de EE UU se movilizan a favor de Hillary Clinton

Mujeres destacadas en la lucha feminista, viejos militantes del ala liberal del Partido Demócrata, actores, escritores y otras figuras conocidas de la sociedad norteamericana, hartos de escuchar las críticas dirigidas contra Hillary Rodham Clinton, han decidido reaccionar en su favor.

Este grupo se ha dado a conocer con un anuncio a toda página en el diario The New York Times. en el que se recogen noventa y seis firmas de personalidades que apoyan a la primera dama. "¡Interrumpimos este periódico para darle los hechos! Estamos orgullos de Hillary Rodham Clinton", se lee en el anuncio en el que se desmienten todas las acusaciones hechas contra la esposa del presidente por su implicación en el escándalo Whitewater.

Lynn Cutler y Ann F. Lewis, dos veteranas del mundo político de Washington, han coordinado la campaña de solidaridad con Hillary. Cutler, antigua vicepresidente del Comité Nacional del Partido Demócrata, que actualmente trabaja en la consultoría The Kamber Group, explicó a EL PAÍS que el proyecto nació porque, como mujeres, ella y Lewis se sintieron "profundamente ofendidas por los ataques lanzados contra la primera dama" y consideraron que Hillary no está poniendo toda la carne en el asador para defenderse a sí misma.

Utilizando sus conocimientos de asesoría política, además de su amplia red de contactos entre la élite liberal del país, las dos promotoras de esta campaña llegaron a la conclusión de que la única manera de ayudar a la mujer del Presidente era pasar a la ofensiva y hacer un llamamiento a los norteamericanos para frenar la máquina periodística y política que intenta devorar a Hillary.

Entre las firmas que consiguieron reunir, están las de Joanne Woodward, actriz y mujer de Paul Newman; Tony Randall, el actor que se hizo famoso con la serie The Odd Couple; Franklin D. Roosevelt III, descendiente del hombre que estuvo 12 años en la Casa Blanca,; y la del ex congresista, Tony Coelho.

Reforma sanitaria

El anuncio, cuyo tono oscila entre la información y la crítica, intenta desmentir las acusaciones que han llovido sobre los Clinton, y sobre Hillary en particular, en las últimas semanas. "Estos ataques contra Hillary", dice el texto publicado, "tienen poco que ver con Whitewater, un caso en el que los Clinton han facilitado toda la información disponible al fiscal general. El objetivo, más bien, es atacar el papel de Hillary en un asunto que preocupa al país: la reforma sanitaria". Este aviso es solamente el comienzo de lo que promete ser una campaña de enormes dimensiones que quiere llegar a la gente de la calle. Cutler y Lewis tienen pensado volver a publicar el anuncio en otros periódicos para alcanzar un público más amplio. "Lo que sea necesario para sacar las verdades a la calle" manifiesta Cutler. La acogida pública ha sido espectacular, según Lynn Cutler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 1994