Fallece en accidente de helicóptero el presidente de Walt Disney

Frank Wells reactivó la compañía en la última década

Un accidente de helicóptero acabó el domingo con la vida de Frank Wells, presidente de Walt Disney y motor del espectacular desarrollo de la compañía en la última década. Wells, de 62 años, cuya inno vación y conocimientos del mundo financiero salvaron a Walt Disney de la crisis que atravesó en los años ochenta, falleció cuando el aparato en el que volvía de una expedición de esquí se estrelló contra una montaña al este del Estado de Nevada.

Frank Wells y dos de los otros cuatro pasajeros del helicóptero fallecieron cuando regresaban de una jornada de esquí en las pistas de acceso exclusivo por vía aérea en la zona este de Nevada, donde estuvieron practicando este deporte en compañía del actor Clint Eastwood. Aunque todavía no se sabe la causa del accidente, Neil Harris, sheriff del Condado de Elko, aludió a la posibilidad de que el helicóptero tuviera problemas mecánicos. La noticia de la muerte de Wells provocó inmediatamente un retroceso del valor de las acciones de la compañía en la bolsa de Nueva York. Las acciones de Walt Disney se cotizaban al cierre de la sesión de ayer a 41,162 dólares por acción; 0,375 dólares menos que el cierre de la jornada anterior en Wall Street.

Frank Wells, hijo de un oficial de la marina estadounidense, nació en Coronado (California) en 1932. Hizo estudios de Letras en Pomona College. Obtuvo una beca Rhodes, prestigiosa distinción de la que se beneficia cada año un selecto grupo de personas, y ésta le permitió cursar posteriores estudios en la universidad británica de Oxford. Después de dos años en el ejército, Wells obtuvo el título de abogado de la Universidad de Stanford, donde se graduó con matrícula de honor. Tuvo su primera aproximación al mundo del espectáculo al entrar a formar parte del bufete de abogados Gang, Tyre y Brown, cuyos clientes eran las estrellas de Hollywood.

Dejó la abogacía en 1969 al convertirse en vicepresidente de operaciones de la costa oeste del estudio cinematográfico Warner. Fue nombrado presidente de Warner en 1973 hasta que en 1984 saltó a la cúspide de la Walt Disney Company.

De la mano de Frank Wells, la factoría Disney aportó al mercado del espectáculo éxitos comerciales del nivel de La sirenita, La Bella y la Bestia, el Libro de la selva y Aladdin; y en el campo de las películas para adultos, Pretty woman, Quién teme a Roger Rabbit y Tres hombres y un bebé.

Michael Eisner, consejero delegado de Walt Disney, manifestó ayer en Burbank (California): "No hay palabras para expresar el choque emocional y la sensación de pérdida que siento". A Miclidel Eisner, junto a Wells, se les atribuye la transformación de la fortuna de la compañía, que aumentó sus beneficios de 1.500 a 8.500 millones de dólares durante su administración.

"Frank Wells era la representación más pura de la fuerza vital que he conocido en mi vida. Su sabiduría, su encanto, su entusiasmo por las experiencias nuevas y los desafíos, y su inteligencia deslumbrante le apartó de los demás. El mundo ha perdido aun ser humano glorioso", manifestó Eisner.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de abril de 1994.

Se adhiere a los criterios de