Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre hiere con un abrecartas de ébano a su novia tras un disputa

No hubo reconciliación al final de la riña. Carlos F. A., un administrativo de 29 años, clavó un abrecartas de ébano en el tórax de su novia el pasado viernes cuando ésta le acababa de anunció la definitiva ruptura de la relación. La mujer, de 24 años, permanece ingresada en estado grave en el hospital Ramón y Cajal. Sufre una herida inciso-punzante en la región submamaria derecha. El agresor, que ha negado los hechos, pasará hoy a disposición judicial, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía.Las relaciones sentimentales de la pareja habían fracasado a principios de marzo. Entonces la chica comunicó a su novio que no volverían a estar juntos. Según la policía, Carlos se lo tomó muy mal y pensó en el suicidio. Al final dio rienda suelta a sus truculentas intenciones. Todo acabó con un atracón de barbitúricos.

Carlos fue ingresado en el hospital Gregorio Marañón aquejado de una fuerte intoxicación. La chica decidió visitarle para interesarse por su estado de salud. Una vez recuperado, ambos acordaron volver a encontrarse.

La pareja quedó en verse en la calle de los Hermanos García Noblejas, del distrito de San Blas, el pasado viernes por la noche. El reencuentro fue nefasto. La chica le reiteró que habían acabado las relaciones entre ambos. A continuación comenzó una fuerte disputa verbal y el hombre sacó de entre su ropa un abrecartas de madera de ébano.

Durante la riña, Carlos clavó a la mujer el objeto punzante en la zona del tórax. En el forcejeo el abrecartas se partió y quedó incrustado en el cuerpo de la víctima, que fue conducida después al ambulatorio del distrito y, desde allí, trasladada al hospital Ramón y Cajal. En este centro permanece ingresada en estado grave. El agresor, que carece de antecedentes penales, fue detenido y quedó arrestado en la comisaría de San Blas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 1994