Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecen 12 marroquíes en pleno temporal cuando intentaban llegar a España en una 'zodiac'

Ni rastro. Una avería mecánica y el temporal de Levante han frustrado la ilusión de 12 ciudadanos marroquíes que ayer de madrugada intentaban alcanzar a escondidas la costa española. Dos compañeros suyos, de 25 y 30 años, lograron llegar a una playa de Manilva (Málaga) agarrados a los restos de la frágil lancha zodiac en que viajaban, con síntomas de congelación. Pero ninguno de los 12 restantes ha sido localizado. El despliegue del Salvamento Marítimo, la Guardia Civil y la Armada parecía inútil. A mediodía ya se admitía la posibilidad de que el mar se tragase todos los cuerpos. En los últimos seis años han muerto o desaparecido en el estrecho de Gibraltar unos mil emigrantes norteafricanos, según el Defensor del Pueblo andaluz.

Según el testimonio de los dos supervivientes, la embarcación, de apenas cuatro metros y medio de eslora, partió el pasado lunes de una playa marroquí cercana a Ceuta con 14 tripulantes a bordo. Todos ellos compartían el mismo anhelo: llegar a España y conseguir un trabajo que, aunque en precario, les abriera un futuro de más amplio horizonte que el que les aguardaba en su país de origen.En la mañana del martes, cuando navegaban a una distancia de entre 7 y 10 millas de la costa malagueña, el motor se estropeó y la lancha quedó a la deriva. Como consecuencia del oleaje provocado por el tempo-. ral de levante que ha azotado la zona los últimos dos días -un portavoz del Servicio de Salvamento y Seguridad Marítima lo calificó de "bastante duro"-, se rasgó el suelo de la embarcación y se pinchó algún cuerpo inflable de la misma.

Se supone que los 14 tripulantes cayeron al agua y sólo Abdeselam Aoulad Omar, de 25 años, y Mustafá Abdul, de 30 años, ambos de Tetuán, consiguieron asirse allos restos flotantes de la zodiac, en los que encontraron su última posibilidad de vida.

Según la Guardia Civil, los dos inmigrantes pudieron permanecer a la deriva incluso 20 horas, hasta que sobre las dos de la madrugada de ayer fueron rescatados en la playa conocida como Aldea Beach por dos agentes que les habían avistado desde tierra. Los guardias tuvieron que introducirse "unos cinco o seis metros en para rescatarlos.

100.000 pesetas

Los dos magrebíes, que pese a ser vecinos de Tetuán no se conocieron hasta que llegaron a la playa desde donde iniciaron el viaje, presentaban un estado de salud "muy precario", según el Gobierno Civil de Málaga, por lo que fueron trasladados a un centro de salud de Estepona. Horas más tarde fueron llevados al cuartel de la Guardia Civil de Sabinillas, núcleo costero de Manilva, y, tras prestar declaración, volvieron a Estepona, pero esta vez a la comisaría de policía, donde se abrió un expediente para repatriarlos. Era el final de un trágico viaje por el que cada uno de ellos tuvo que pagar, según dijeron, 100.000 pesetas.El jefe de puesto de Sabinillas informó que sus declaraciones fueron contradictorias. Ayer aún no se había podido precisar si eran 10, 12 o 14 los tripulantes de la zodiac. Los testimonios apenas han podido determinar más datos, salvo que todos procedían de Marruecos y Argelia. Según un portavoz de Gobierno Civil, estas contradicciones, habituales en estos casos, son producto del miedo, y es frecuente que por un instinto de protección se declaren menos tripulantes de los que en realidad viajan.

Al parecer, el destino de la travesía era Cádiz, pero el mar habría desviado la zodiac hacia la costa malagueña. Ninguno de los tripulantes disponía de medios de salvamento.

Los dos guardias que participaron en el rescate declararon que avistaron entre las olas "un bulto oscuro no identificado, que podría tratarse de otra persona", pero ni ellos ni los agentes que posteriormente se incorporaron a los trabajos de búsqueda consiguieron rescatarlo.

Por su parte, un portavoz del Centro de Salvamento de Tarifa (Cádiz) apuntó la posibilidad de que los cuerpos de los desaparecidos se hayan hundido, por lo que podrían no salir a flote hasta dentro de dos o tres días.

Además del helicóptero y la embarcación de la Sociedad Estatal de Salvamento y Seguridad Marítima que durante toda la madrugada rastrearon la zona, en la mañana de ayer se incorporaron a las tareas de búsqueda un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía, un remolcador y una embarcación de alta velocidad, y otros tantos barcos de la Armada y de la Guardia Civil del Mar, apoyados desde tierra por distintos equipos de este cuerpo, bomberos de Estepona, Cruz Roja y Protección Civil. Las labores de búsqueda abarcaban un área de 10 kilómetros de la costa de Manilva.

Casi al mismo tiempo, miembros de la Cruz Roja de Ceuta rescataban a cuatro marroquíes que viajaban en una patera -barcaza de pequeño calado- que había quedado a la deriva en aguas próximas a Ceuta. La embarcación fue avistada sobre las 10.30, horas más tarde de su salida desde una playa de la localidad marroquí de Rincón del M'diq, informa Efe. Los cuatro inmigrantes ilegales fueron trasladados al Hospital Civil de Ceuta, donde los médicos confirmaron que se encontraban en buen estado de salud.

La oficina del Defensor del Pueblo de Andalucía informó ayer que en los últimos seis años han desaparecido o muerto en el estrecho de Gibraltar un millar de inmigrantes norteafricanos. A finales de 1992 habrían entrado ilegalmente en España, a través de las costas andaluzas, unas 150.000 personas, casi todas ellas a bordo de pateras.

El número de inmigrantes que intentaron acceder ilegalmente a Andalucía a bordo de estas frágiles embarcaciones descendió considerablemente en 1993, después de la visita que en octubre de 1992 realizó a Rabat el entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 1994

Más información

  • Sólo dos tripulantes pudieron alcanzar la costa, tras permanecer 20 horas luchando con las olas