Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ponencia del Congreso estudia elevar los años de cotización para cobrar pensión

La ponencia del Congreso que estudia la reforma de la Seguridad Social planteó ayer en su primera reunión elevar el número de años de cotización tanto para tenerderecho a pensión como para el cálculo de la misma. Actualmente, para tener derecho a una pensión contributiva son necesarios 15 años de cotización. La cuantía de las pensiones se fija ahora tomando como referencia los ocho últimos años cotizados. Los estudios de reforma prevén elevar este periodo en varios años más, según explicó al final de la reunión el diputado socialista Joaquín Almunia.

Sobre este último aspecto, el objetivo de la reforma es que la cuantía de la pensión esté más directamente relacionada con todo el periodo cotizado por el trabajador, o con la mayor parte del mismo. El dictamen de la ponencia se trasladará al Gobierno a finales de este año. Durante 1995 el Gobierno aprobará el anteproyecto de ley correspondiente, y lo remitirá al Congreso de los Diputados.La ponencia también consideró que la jubilación se mantenga como un derecho a partir de los 65 años y no como una obligación, tal como de hecho ocurre. Para los mineros y otros colectivos de trabajadores de actividades tóxicas o penosas se mantendrán los coeficientes reductores de la edad de jubilación. Sobre la voluntariedad de la jubilación, Almunia manifestó "que no es contradictoria" en una situación de crisis y aumento del desempleo". Además, ofrecería a los beneficiarios la posibilidad de mejorar la cuantía de las prestaciones, que deberían estar relacionadas con la base por la que se ha cotizado durante un mayor número de años".

El ministro de Trabajo, José Antonio Griñán, compareció ayer ante la ponencia para exponer los puntos de vista del ministerio sobre la reforma. Al término de la reunión, Griñán afirmó que el sistema de pensiones "funciona perfectamente" y comentó que "el déficit de 1993 será menor que el volumen de ingresos no recaudados como consecuencia de los retrasos en el pago de cotizaciones y la crisis económica". Explicó que "ahora el sistema está equilibrado en ingresos y gastos, pero se trata de intentar evitar problemas en el futuro".

Fuentes de su departamento precisaron que, en relación al periodo de cotización, no barajaban elevar el actual periodo de 15 años, aunque reconocieron que tal posibilidad fue considerada por otros miembros de la ponencia. El otro campo de la reforma se refiere a la financiación del sistema de la Seguridad Social. En este sentido, se sopesó la conveniencia de que las cotizaciones estuvieran más relacionadas con las ventas de las empresas y no sólo vinculadas a la plantilla. También se trató la sustitución de la Incapacidad Laboral Transitoria (ILT), que puede durar 18 meses y de la Invalidez Provisional (un máximo de 4,5 años) por una nueva figura, la Invalidez Temporal, que se revisaría cada dos años.

Sobre este punto, Almunia señaló que la ponencia ha reflexionado sobre la posibilidad de sustituir parte de los ingresos por cuotas a la Seguridad Social por impuestos que no graven el empleo, como el IVA, impuestos ecológicos o "un impuesto general" similar a la contribución social generalizada implantada por el Gobierno socialista de Michel Rocard en Francia hace tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994

Más información

  • Primera reunión para la reforma de la Seguridad Social