Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal sube un cuarto de punto sus tipos a corto plazo

El banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed), decidió anoche elevar el tipo de interés del mercado interbancario a un día en un cuarto de punto, con lo que queda en el 3,5%. Esta subida cogió por sorpresa a los mercados pues, durante la tarde, la Fed había dado una señal que se interpretó como el mantenimiento de los tipos a un día en el 3,25%.La Reserva Federal de EE UU modifica los tipos de interés actuando en el mercado interbancario: si quiere subir tipos, retira liquidez del mercado y si quiere bajarlos inyecta la que sea necesario para que estos cedan.

La sorpresa surgió por la forma de actuar que eligió la Fed ayer, toda vez que los mercados esperaban que, a medio plazo, el banco central estadounidense empujara al alza en un cuarto de punto, o en medio punto, el tipo del interbancario a un día. A media tarde, cuando se esperaba un drenaje de liquidez en el mercado interbancario que elevase los tipos, la Fed hizo todo lo contrario: inyectó liquidez, con lo que éstos se mantuvieron en el 3,25% de días anteriores.

Interpretación errónea

Después, y ante la errónea interpretación de los mercados, comenzó a emitir comunicados. En el primero dijo que aún no había empezado a hablar de política monetaria, y los analistas supusieron que tal afirmación significaba que la Fed no renunciaba a subir los tipos, pero que esperaba a una ocasión propicia a lo largo de los próximos días.Ya por la noche, volvió a intervenir en el mercado, esta vez drenando liquidez y acompañó esta decisión con un segundo comunicado que advertía lo siguiente: "Esta acción se espera que esté asociada con un pequeño aumento de los tipos de interés a corto plazo en los mercados de capital". Y así fue, el drenaje del banco central terminó cuando éstos alcanzaron el 3,5%. Un cuarto de punto, aunque la Fed no dio confirmación oficial de que "pequeño" signifique 0,25. De otra forma, no es totalmente descartable algún aumento adicional en los próximos días.

Los mercados de deuda, divisas y bursátil reaccionaron con la rapidez que les caracteriza. La rentabilidad de los bonos a 10 años subió nada menos que un punto, hasta el 6,43%; el alza fue tan espectacular porque durante los últimos días la parálisis había sido casi total, en espera de la decisión final de la Fed.

Los mercados de divisas y bursátil, mientras, tuvieron una reacción más moderada pues aquí la anticipación de que alguna subida era inevitable permitió descontar el impacto. El dólar, por tanto, se apreció ligeramente contra el marco alemán, al pasar de 1,68 marcos a cerca de 1,69. Wall Street, por su parte, cerró con una caída de 2,30 puntos, lo que deja el índice Dow Jones en el 3.862,55.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994