Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una muestra reune vistas románticas de España pintadas por viajeros

La alhambra de Granada, la mezquita de Córdoba y el alcázar de Sevilla son los lugares de la imaginación romántica de los viajeros y artistas de España en el siglo XIX. El galerista Guillermo de Osma ha reunido en los últimos años una colección de Vistas románticas de España, con 42 acuarelas y dibujos, que desde ayer y hasta el 28 de mayo se muestran en Madrid.El material expuesto, con obras realizadas entre 1800 y 1870 por Pérez Villaamil, Fortuny, Blanchard, Lewls, Ligier, entre otros, es una muestra representativa del rastro que dejaron escritores (Ford, Gautier, Merirnée), pintores y viajeros por las ciudades, monumentos y paisajes en la España del XIX. "España se puso de moda, sobre todo a principios de siglo y con la guerra de Independencia, buscando sobre todo una España oriental, bárbara y pintoresca, diferente a otros países de Europa", declaró Guillermo de Osma.

Los viajeros románticos, que tiene una bibliografía de 600 títulos, eran también artistas o se unieron a pintores, como en el quinto viaje del barón Taylor, que además de comprar arte español para el rey Luis Felipe de Orleans, va acompañado por los pintores Adrien Dauzats y Pharamond Blanchard. De Pérez Villaamil-se exponen vistas de Toledo y Bilbao que se grabarían para el libro España artística y monumental.

Entre la plaza de Cibeles de Ligier y el rincón de Granada de Fortuny aparecen en la muestra autores de escuela para la publicación de Laborde, con obras de Vauzelle y Dutailly, y el paso por distintas ciudades españolas de Pichon, Lewis, Dauzats, Blanchard, Ginain, Becquer, Davillier y Regnault. La mayoría de las obras se venden entre 80.000 y medio millón de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de marzo de 1994