Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ultraderecha blanca no participará en las elecciones multirraciales surafricanas

El Frente Popular Afrikáner (AVF), la organización política que agrupa a la ultraderecha blanca surafricana, anunció ayer el boicoteo de las primeras elecciones generales multirraciales en Suráfrica previstas del 26 al 28 de abril. Uno de los líderes del AVF, Ferdi Hartzenberg, hizo pública la decisión después de la reunión en Pretoria de un parlamento rebelde establecido por el movimiento afrikáner como símbolo de su rechazo a un Gobierno de mayoría negra en Suráfrica.El AVF agrupa al Partido Conservador de Hartzenberg, a la organización paramilitar Movimiento de Resistencia Afrikáner, de Eugene Terre Blanche, y a otros grupos de extrema derecha. Reclaman un Estado autónomo afrikáner sólo para blancos. El Frente se ha inclinado a favor del boicoteo a pesar de que uno de los líderes del movimiento, el general Constand Viljoen, se registró el viernes por la noche para concurrir a los comicios.

Viljoen declaró que se había registrado bajo un nuevo nombre, el Frente por la Libertad, sólo con el objeto de mantener abiertas las opciones de la ultraderecha blanca.

Mientras, el líder del Congreso Nacional Africano (ANC), Nelson Mandela, y el Gobierno surafricano descartaron ayer un posible retraso en las elecciones multirraciales. Mandela dijo que, a pesar de la presión para retrasar los comicios "la fecha ya ha sido fijada y no puede ser alterada". En los mismos términos se pronunció el portavoz del presidente Frederik W. de Klerk.

Por otro lado, el Vaticano y Suráfrica decidieron ayer establecer relaciones diplomáticas a nivel de embajadores. La decisión de los dos Estados hace posible un eventual viaje del Papa Juan Pablo II a Suráfrica de aquí a fin de año. El presidente De Klerk invitó ya al Papa a visitar su país en el curso de una audiencia en el Vaticano el pasado 13 de diciembre.

El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, precisó que el Papa accedía de este modo a una "petición reiterada" del Gobierno surafricano por dos razones: para aportar un justo reconocimiento de las principales partes involucradas en el proceso de negociaciones y por su labor a favor de la transición pacífica hacia un nuevo Estado, y para animar a todos los católicos surafricanos a que den su apoyo constructivo y generoso a la reconciliación en el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de marzo de 1994

Más información

  • El Vaticano establece relaciones con Pretoria