Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP asegura que su plan de choque crearían un superávit de 55.000 millones

El Partido Popular aseguró ayer que la aplicación de su plan de choque para reactivar la economía española provocaría no un déficit, sino un superávit de 55.000 millones de pesetas. Según los cálculos del PP, la privatización de empresas públicas aportaría al Estado 450.000 millones, que deberían destinarse a amortización de deuda pública. La moción que recogía las medidas de reactivación de la economía propuestas por el PP fue rechazada por la tarde en el Congreso de los Diputados.

El responsable de política fiscal del PP, José Manuel García Margallo, expuso el plan de choque de su formación en una rueda de prensa por la mañana. García Margallo reprochó al Gobierno que haga unas estimaciones desmesuradas del coste de las propuestas populares para intentan mostrar que toda alternativa a las medidas del Gobierno es utópica. Este portavoz llegó a decir que si el Gobierno deja que España quede descolgada del pelotón de cabeza de los países europeos, en nuestro país se producirá un abatimiento semejante "al de 1898".García Margallo aceptó que el coste de las propuestas sería de 140.000 millones de pesetas este año, y de 90.000 en 1995. En cambio, según él, aumentarían en 100.000 millones los ingresos como consecuencia de una mayor recaudación de IVA por venta de pisos, calculado sobre las deducciones fiscales por compra de vivienda que el Gobierno estima, con una corrección a la baja.

A esa cantidad, el PP añade 35.000 millones por reducción de intereses de la deuda pública.

Los populares dan por sentado que en tres años podrían ahorrar unos 100.000 millones al reducir el fraude en el cobro de prestaciones sociales, y otros 100.000 millones, también en un trienio, con un plan de austeridad en las administraciones públicas. Según su versión, en este año ya se podrían ahorrar 30.000 millones de pesetas en cada uno de esos capítulos, lo que les lleva a sostener. que "el superávit de su plan sería de unos 55.000 millones.

El PP rechaza como "una falsedad" que la reducción de la tarifa del IRPF en un 5%, como propone en su plan de choque, tenga un coste de 350.000 millones de pesetas. Los populares dicen atenerse a la estimación realizada en octubre por el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Martínez Robles, que atribuía un coste de 80.000 millones a una medida de ese tipo.

La presentación de la moción por la tarde en el Congreso alcanzó momentos de gran brillantez parlamentaria, informa Camilo Valdecantos. García Margallo entusiasmó a los diputados populares y recibió críticas de los demás grupos -PSOE, CiU, PNV e IU- con distintos grados de dureza. Las propuestas del fueron rechazadas por 122 votos a favor y 163 en contra.

El plan de choque incluye también las siguientes medidas:

Deducciones por inversiones. Aumento en un 19% de las deducciones por inversión en activos fijos, en un 30% por inversión en exportaciones y un aumento de la deducción por formación profesional inicial y' continua de los trabajadores.

Plusvalías. Modificación del régimen de plusvalías, con un aplazamiento del impuesto cuando el producto de la enajenación se reinvierta, y reducción de los plazos de exención.

Regularización de balances. El PP pide la regularización de balances y libertad de amortización para las inversiones realizadas en 1994 y 1995.

Aplazamiento del IVA. Los populares solicitan que se autorice el aplazamiento de la liquidación del IVA en la facturación a la Administración hasta que la deuda pendiente por suministros haya sido liquidada.

Creación de empleo. Bonificación de cuotas de la Seguridad Social para la contratación fija de desempleados en 1994. Asimismo, revisión de los módulos de estimación objetiva de forma que no penalicen el empleo, especialmente en las pequeñas y medianas empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 1994

Más información

  • Los populares se quedan solos en la defensa de su moción económica