Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar reprocha a González su actitud "completamente cerrada" ante los sindicatos

, El presidente del PP, José María Aznar, criticó ayer en Bilbao la actitud "completamente cerrada" que, en su opinión, mantiene el presidente del Gobierno, Felipe González, ante los líderes sindicales y pidió un esfuerzo para el diálogo. Aunque sin citar a González, Aznar declaró que no le parecen razonables las conductas cerradas "que hagan imposible buscar zonas de compromiso y acuerdo para facilitar la salida de la crisis". El líder del PP anunció una enmienda a la reforma laboral para que el contrato de aprendizaje se limite a los menores de 23 años.

Al término de una entrevista de una hora con José Elorrieta, secretario general del sindicato mayoritario en Euskadi, ELASTV, de tendencia nacionalista, Aznar señaló que el conflicto es la peor salida y aseguró que su partido no está dispuesto a que aumente la tensión "porque va en contra de los intereses del país".La enmienda del PP sobre la edad de los aprendices fijaría el límite en 21 o 23 años e iriía acompañada de una propuesta para crear fórmulas de inserción laboral para personas sin formación profesional ni titulación de edad superior. "Los socialistas se equivocaron al suprimir el aprendizaje", señaló el presidente del PP, "y ahora quieren recuperarlo con contratos baratos en vez de volver a la fórmula tradicional, que era la buena. Pero una persona de 28 años no puede ser un aprendiz, yo con esa edad estaba casado y tenía hijos".

Aznar no concretó más qué margen de maniobra pueden tener el Gobierno o las fuerzas parlamentarias partidarias de la reforma laboral para abrir el diálogo con las fuerzas sociales, pero se comprometió a mantener abiertos los canales de comunicación con sindicatos, patronal y los demás grupos parlamentarios mientras dure la tramitación. "Buscaremos el mayor ámbito de encuentro posible", aseguró, "y por lo tanto no contribuiremos a aumentar la tensión".

El presidente del Partido Popular anunció que trasladará de manera inmediata al Congreso de los Diputados el plan de medidas económicas coyunturales presentado a la opinión pública en diciembre pasado. "Me preocupa que no haya iniciativas y que lleguemos a una situación de encefalograma plano", dijo.

El presidente popular defiende en Deusto un refuerzo de la identidad española

, El presidente del Partido Popular defendió en la Universidad de Deusto sin el menor complejo la necesidad de abrir "una nueva fase, de afirmación de las claves de la identidad española". Invitado por el fórum de debate de la universidad -que algunos consideran la boca del lobo del nacionalismo vasco-, José María Aznar presentó el jueves por la noche su diagnóstico. España es una nación "débil y sin un proyecto claro" y su recuperación debe ser un objetivo común y compartido, como fue en el pasado reciente la conquista de la democracia o la modernización europea.

El escenario habitual de las conferencias del Fórum Deusto, la antigua biblioteca, debió ser sustituido por el Paraninfo para dar cabida a todo el público.

Aznar consideró que España ha solucionado "de la mejor forma posible" el problema histórico de su integración territorial, mediante el Estado de las autonomías, pero dio a entender que la fase reivindicativa frente al poder central debe ir cerrándose para poner el empeño en conseguir "un refuerzo de los elementos de cohesión nacional de España". En Europa, sostuvo, hay que ir unidos y no como un conjunto de comunidades con intereses enfrentados.

Sin apoyar explícitamente al Gobierno de Felipe González en lo que los nacionalistas vascos consideran intransigencia en la interpretación del Estatuto de Gernika y falta de voluntad negociadora sobre nuevas transferencias, el líder de los populares mantuvo una posición casi idéntica durante su conferencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 1994

Más información