Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las milicias serbias retroceden en un control ante la amenaza de la ONU de utilizar la fuerza

Las fuerzas serbias en Bosnia retrocedieron ayer, después de que las Naciones Unidas con enviar vehículos blindados para desbloquear un paso de control. El incidente se produjo horas después de que el nuevo comandante en jefe de las fuerzas de la ONU en Bosnia (Unprofor), el general Michael Rose, prometiese mantener una línea dura en las misiones humanitarias para ayudar a la población civil víctima de la guerra.

El portavoz de Unprofor, comandante José Labandeira, dijo que no hubo necesidad de enviar a los vehículos de combate para forzar a los serbios a levantar el bloqueo, porque ' éstos se retiraron y permitieron pasar a los vehículos de la ONU. El incidente se produjo a unos 15 kilómetros al oeste de Sarajevo, en la carretera principal a Kiseljak, en donde las fuerzas de la ONU tienen establecido su cuartel general.El citado portavoz indicó que todo parecía indicar que los serbios habían cedido, y que el tráfico de Unprofor y de la ayuda humanitaria de la ONU comenzó a circular con. toda normalidad a través del control serbio.

En Sarajevo, los sitiadores serbios incrementaron sus bombardeos contra la ciudad tras la visita de las primeras ministras de Turquía y de Pakistán, Tansu Çiller y Benazir Bhutto, respectivamente, para prestar su apoyo a la población musulmana. Los serbios dispararon 395 proyectiles, un notable incremento en relación con días precedentes. La artillería serbia también bombardeó el miércoles los alrededores del aeropuerto de Tuzla (al norte de Bosnia), cuya repertura exige la ONU para poder distribuir la ayuda humanitaria.

Al mismo tiempo, el alto mando militar de Unprofor denunció ayer los constantes bombardeos de las fuerzas croatas contra el sector musulmán de Mostar. El ministro croata de Exteriores, Mate Granic, negó en Roma la presencia de tropas regulares de su país en Bosnia, en donde según algunas informaciones habría 10.000 soldados croatas. También dijo que el Gobierno de Zagreb no tenía la intención de intervenir en el conflicto. Sin embargo, Italia y otros países europeos han advertido de posibles sanciones económicas contra Croacia si se demuestra que tiene soldados regulares en territorio bosnio.

Mientras, David Owen, mediador internacional en la guerra de Bosnia, pidió ayer al Gobierno rumano que utilice toda su influencia en la zona para buscar una solución al conflicto balcánico. Owen se encontraba ayer en Bucarest, en una gira por los países fronterizos con la antigua Yugoslavia.

Más información en la página 18

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 1994

Más información

  • Croacia niega tener tropas regulares en territorio de Bosnia