Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo, devastado por el fuego, se reconstruirá sobre el mismo solar

Una tormenta de fuego, provocada por la chispa incontrolada de un soplete, destruyó ayer el Liceo de Barcelona. Cuando la ruina todavía humeaba, las administraciones públicas que integran el consorcio de la entidad acordaron reconstruir el teatro en el mismo solar. El fuego, que se inició a las once de la mañana, no produjo víctimas graves. El Rey hizo llegar su preocupación a las autoridades. En la Rambla, las lágrimas de ilustres cantantes se mezclaban con las de los ciudadanos que contemplaban los vómitos de humo. La probabilidad de un incendio había sido advertida en varios informes encargados por la dirección del propio teatro.

El teatro de ópera será declarado siniestro total. Pese a la magnitud del suceso, se han salvado el salón de los Espejos, el Círculo del Liceo y el conservatorio, que se encuentra en el último piso del teatro. El director del Liceo, Josep Caminal, insistió ayer en que los trabajos de soldadura se realizaban con todas las medidas de seguridad tomadas."Nos ha dado tiempo de sacar todo el patrimonio, los cuadros que había en el teatro y en el Círculo del Liceo [25 lienzos de Ramon Casas, Modest Urgell, Santiago Rusiñol y otros]", explicó el jefe de los bomberos de Barcelona, Juan Carlos López. "Los sistemas de seguridad han funcionado, pero el edificio dispone de unas mangueras conectadas a la red viaria de agua que no poseen la suficiente presión".

Jordi Flujol reconoció que estaba "muy afectado" por el incendio. "Ha sido un desastre de los que se recuerdan toda la vida Pero quiero asegurarles que lo reconstruiremos rápidamente. No es la primera vez que se quema el Liceo [sufrió otro incendio en 1861], y ahora, como otras veces, renacerá de sus cenizas". La ministra de Cultura, Carmen Alborch, confesó que había llorado al ver el alcance del siniestro.

Por la tarde se reunió la cúpula del consorcio del Liceo, en la que están representadas las administraciones, y decidió la reconstrucción. El coste no podrá evaluarse hasta conocerse el daño que sufre la estructura del edificio. En 10 días, la dirección del Liceo debe presentar un proyecto de programación alternativa para los dos años que previsiblemehte durarán las obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 1994

Más información

  • El peligro de incendio había sido advertido en informes del propio teatro