LA HUELGA DEL 27-E

Los usuarios dejaron los servicios a medio gas

Los servicios al ciudadano se quedaron a medio gas. La moderada protesta de funcionarios y trabajadores del sector encontró ayer un buen aliado en el retraimiento de los usuarios, que prefirieron dejar sus asuntos para mejor ocasión. Aulas abiertas casi sin niños, oficinas ocupadas sólo por funcionarios y consultas sin apenas enfermos dieron muy poco pulso a un sector de servicios que vivió sin incidentes la jornada de huelga. Los sindicatos sostienen que paró el 70% de los funcionarios, y el Gobierno, casi lo contrario: el 22,45% en la Administración central y 22,9% en las comunidades.

Más información

La inactividad académica fue generalizada en las universidades, debido sobre todo a la falta de alumnos. La festividad de Santo Tomás de Aquino, que se celebra hoy, y el comienzo de los exámenes, el próximo lunes, contribuyeron a elevar el absentismo. También en la enseñanza no universitaria destacó el alto grado de inasistencia de alumnos, que fue mayor en los institutos de bachillerato y formación profesional que en los colegios de EGB o de primaria. En estos últimos, la media de asistencia estudiantil a clase rondó el 20%, según diversas fuentes.En el territorio dependiente del Ministerio de Educación sólo paró el 24,9% del profesorado de primaria y secundaria, según fuentes oficiales. CC OO y UGT elevaron esa participación en la protesta al 85% en enseñanzas medias y al 65% en primaria.

Un 57% de los trabajadores de la sanidad secundaron la huelga, según estimaciones de CC OO, UGT y el sindicato de ATS de España (SATSE). Los hospitales registraron una mayor asistencia que los centros de salud. La Administración rebajó la cifra de huelguistas al 11,4%.

El 22.45% de los funcionarios del Estado secundó la protesta, según el Gobierno, que cifró en un 22,9% el seguimiento en las administraciones autonómicas.Sin embargo, UGT manifestó que el paro fue secundado por un 70% del funcionariado (75% de los empleados municipales, 65% del Estado y 60% de los autonómicos). En el Ayuntamiento de Madrid pararon uno de cada seis empleados, según las cifras municipales.

En la Administración de Justicia, el seguimiento de la huelga. por parte de los 35.104 funcionarios -excluidos los jueces y los fiscales, que no tienen reconocido ese derecho- fue del 17,4 %, según datos del ministerio. Vizcaya fue la provincia con mayor seguimiento: 29,53%. El menor se produjo en Teruel -ciudad natal del ministro, Juan Alberto Belloch-, con un 0,8 %. En la Audiencia Nacional se tuvieron que suspender dos juicios contra presuntos etarras.

Repsol manifestó ayer que el 83% de su red de gasolineras dio servicio al público. Telefónica cifró en un 60% el seguimiento de la huelga, que afectó sobre todo a la atención al público y a reparaciones. En Correos y Telégrafos paró el 43,9% de la plantilla, según la Administración, y el 90% según UGT.

Las sucursales de los bancos y cajas de ahorros registraron un paro del 14,7%, según los datos del Gobierno; en torno al 10%, según la patronal AEB, y el 90%, según UGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de enero de 1994.

Lo más visto en...

Top 50