Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña da el primer paso para crear su red de Retevisión

El Parlamento catalán dio ayer el primer paso para la creación del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat. Se trata de una empresa pública que gestionará la red de servicios y sistemas de telecomunicación que corresponden al Gobierno autonómo, del mismo modo que Retevisión lo hace en todo el territorio español.

La comisión de cultura de la cámara catalana dictaminó ayer el proyecto de ley de creación de este organismo, que será aprobada la próxima semana por el pleno, donde la coalición que gobierna Cataluña, Convergència i Unió (CiU), tiene mayoría absoluta. Los grupos de la oposición expresaron sus reticencias al texto del proyecto de ley, en especial el Partit dels Socialistes (PSC). El diputado socialista Joan Ferrán insinuó que el hecho de que esta norma se haya tramitado por la vía de urgencia puede ocultar alguna finalidad oculta por parte de la Generalitat, por ejemplo la regulación de la red de comunicación por cable en Cataluña. Ferrán consideró también que el presidente del consejo de administración de la nueva empresa debería ser nombrado por el Parlamento y no por el Ejecutivo catalán, como prevé la ley.

Unificación de servicios

Por su parte, el diputado nacionalista Francesc Codina señaló que el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat "unificará la dispersión de servicios existentes actualmente y abaratará costes".La empresa, explicó Codina, se financiará a través de los ingresos que genere su actividad, ya que podrá prestar servicios externos. Pero, también se nutrirá de las subvenciones aportadas por el Gobierno catalán u otras administraciones.

La ley prevé que al nuevo centro queden adscritos todos los bienes y equipamientos de la red de telecomunicaciones de la Corporación Catalana de Radio y Televisión, así como de los de los servicios transferidos con competencias en este ámbito, como la policía autonómica, los bomberos, los ferrocarriles de la Generalitat y las carreteras, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 1993