Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi exige una política exterior propia

El Gobierno vasco pretende desarrollar una política exterior autónoma del Gobierno central en las relaciones con la Unión Europea (UE). La antigua y utópica reclamación del PNV trata de tomar rango institucional. Un informe de 96 páginas, firmado por el consejero secretario de la Presidencia, el nacionalista Karmelo Sainz de la Maza, y distribuido para su debate y aprobación a todos los consejeros del Ejecutivo autónomo -nacionalistas y socialistas-, plantea la participación directa del País Vasco en todas las instituciones europeas, incluidas las reuniones del Consejo de Ministros, siempre que traten materias que afecten a competencias de la comunidad autónoma.

El País Vasco es la primera comunidad autónoma que plantea abiertamente esta reclamación. El Ejecutivo que preside José Antonio Ardanza propone en su informe la necesidad de alcanzar un acuerdo político directo con la Administración del Estado al margen de las demás comunidades autónomas sobre la participación vasca en las instituciones comunitarias. Es más, el informe concreta que en ese foro de diálogo bilateral deben estar representadas autoridades competentes en materia de asuntos exteriores, autonómicos y sectoriales.El Ejecutivo autonómico concreta uno por uno los organismos comunitarios en los que aspira a estar representado. Propone, en primer lugar, su participación en. las reuniones del Consejo de Ministros en pleno, y en los comités y grupos de trabajo de la Comisión Europea que traten materias de competencia de la comunidad vasca. Solicita también el establecimiento de mecanismos de consulta previa al Gobierno vasco en las reuniones de estos organismos comunitarios que traten competencias que le afecten.

Asimismo, pide que se determine un sistema de relación con la Representación Permanente del Estado en Bruselas para que un delegado vasco coordine la presencia autonómica en las citadas reuniones, así como el reconocimiento oficial de la Oficina de Representación del Gobierno vasco en Bruselas.

También demanda la articulación de un sistema que permita al País Vasco acudir al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas para recurrir los actos que atenten contra sus intereses y dirigir la defensa de sus actos cuando sean cuestionados ante las instituciones comunitarias.

Elecciones europeas

El establecimiento de nexos de relación adecuados entre el Parlamento Europeo y el vasco "en aquellas materias en la que ambas cámaras tienen competencias", así como la fijación de la circunscripción electoral vasca en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo año, completan las reivindicaciones del Ejecutivo de Ardanza.

El Gobierno vasco reclama igualmente el reconocimiento expreso a establecer relaciones de cooperación con otras nacionalidades o regiones europeas y a crear organismos conjuntos de cooperación, y una reforma institucional de la UE para crear una plataforma que represente exclusivamente a länders, nacionalidades y regiones. En el recientemente aprobado Comité de las Regiones están representadas las autonomías y los municipios.

El Gobierno vasco justifica este cambio en las relaciones con el Gobierno central por los acontecimientos ocurridos en el escenario europeo, con los avances hacia la Unión Europea y las expectativas abiertas en los países del Este tras la caída del muro de Berlín.

"En una sociedad cada vez más internacionalizada, que está viviendo un cambio vertiginoso, tras la desaparición de las fronteras intracomunitarias ( ... ), en un marco que nada tiene que ver con el existente hace 10 años (tras la puesta en marcha de las autonomías), Euskadi no puede anclar el desarrollo de su autogobierno en un escenario ya superado y permanecer como mera observadora de este proceso", dice el informe. "[Euskadi] debe participar en el mismo, no de una forma semiclandestina forzada por la ausencia de adecuados mecanlsmos jurídico-políticos, sino de forma institucionalizada y reconocida", se añade.

El cauce adecuado

Por esta razón, le parece también totalmente superado el cauce actual de discusión de los temas comunitarios establecido con el Gobierno español: la Conferencia Sectorial para Asuntos Relacionados con las Comunidades Europeas, presidida por el ministro para las Administraciones Públicas y con la presencia de representantes de las 17 autonomías. "La vía multilateral no resulta el cauce adecuado para este objetivo", señala el informe. Y reclama, a renglón seguido, la relación directa entre el Gobierno central y el vasco.

Las razones últimas de la posición del Gobierno vasco se expresan así: "La importancia que la Comunidad Autónoma Vasca concede a esta materia (las relaciones con la Unión Europea), la conciencia sobre el necesario rol exterior que debe corresponder a Euskadi como expresión de su nacionalidad y sobre la necesidad de defender sus opciones y decisiones como poder político competente y diferenciado del Estado, reclaman de unas medidas acordes con esta necesidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 1993

Más información

  • El Gobierno de Ardanza quiere participar en los Consejos de Ministros de la Unión Europea